El Camino de Santiago en Verano

Mucha es la gente que se decide a peregrinar el Camino de Santiago en Verano, ya sea por el clima o porque, para mucha gente, coincide con sus vacaciones y saben que la mejor manera de disfrutarlas es realizando la caminata hacia la capital compostelana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CONSEJOS PARA ORGANIZAR EL CAMINO DE SANTIAGO

Es cierto que es una de las épocas más masificadas, aunque esto no quiere decir que sea la mejor época para peregrinar, existen otras y que pueden llegar a ofrecer mejores condiciones para el peregrino.

Pros y contras de hacer el Camino en Verano

Pros

  • El Camino nos deja grandes amistades: Te encontrarás con multitud de peregrinos en el Camino que te acompañarán hasta el final y generaréis lazos difíciles de romper.
  • Más día para Caminar: Los días son más largos y hay más luz para aprovechar y realizar más kilómetros. Si eres valiente y decides hacer dos etapas en una, tendrás luz prácticamente todo el día.
  • Fiestas: El verano nos deja multitud de fiestas a lo largo de las localidades españolas, por lo que no es de extrañar que puedas acudir a alguna festividad importante y apreciar la cultura local.
  • Más tiempo para visitar: Puede que acabes tu etapa y aún queden horas de luz para aprovechar el día. Si te encuentras con fuerzas, podrás visitar las localidades que te encuentres en tu Camino y apreciar el increíble patrimonio cultural e histórico de los pueblos y ciudades del Camino de Santiago.
  • Menos peso para llevar: En verano no habrá necesidad de tener tantos utensilios por lo que tu mochila podrá ser más ligera e ir menos cargada.

Contras

  • Muy masificado: Debido a ser la época más popular para realizar el peregrinaje nos podemos encontrar, dependiendo de la ruta, con una cantidad de romeros bastante grande.
  • Mucho calor: Es cierto que depende de la ruta y a qué altura. No es lo mismo el Verano de Andalucía que el Verano de Asturias, sin embargo, por lo general, las temperaturas suelen ser elevadas llegando a provocar deshidratación o golpes de calor a los peregrinos.
  • Poco silencio y tranquilidad: Al estar masificado y coincidiendo con multitud de festividades en el Camino, es posible que te encuentres con algunos lugares donde no puedas estar en calma e incluso no descansar apropiadamente.
  • Madrugar para asegurar plaza: En los albergues públicos se reparten plazas según hora de llegada y, al estar tan masificado, las plazas suelen agotarse temprano. Es por ello que existen muchas carreras a la hora de llegar al albergue y reservar, por eso es mejor planificar tu camino y tener tus plazas en alojamientos previamente reservadas.

La mejor ruta del Camino de Santiago en Verano

El Camino de Santiago nos deja un gran abanico de posibilidades de rutas para poder llegar hasta la Catedral de Santiago de Compostela. Sin embargo, si queremos realizar el Camino en verano debemos evitar algunas rutas que pueden llegar a ser muy duras.

Debemos evitar los Caminos más interiores del territorio español, así como los que provienen del sur.

Es una época en la que, en estos lugares, las temperaturas pueden llegar a ser elevadas pudiendo provocar golpes de calor o desmayos en algunos peregrinos.

Por ello podríamos dejar en menor consideración, a la hora de elegir nuestro Camino, rutas como la Vía de la Plata, ya que viene desde Andalucía con temperaturas elevadas, o algunas rutas secundarias que cruzan por el interior de España (Madrid, Castilla la Mancha…) que, a parte del calor, no nos ofrecerá sombra para resguardarnos habitualmente.

Es por esto que la mejor ruta para peregrinar es aquella que cruce cerca del Mar o en la parte norte del territorio español por sus menores temperaturas.

Realizar el Camino acompañado de la brisa del mar o con temperaturas agradables puede llegar a darnos esa calma y ese plus que realmente buscamos.

Esto nos lo puede ofrecer rutas como el Camino del Norte, en su mayor parte del trazado va acompañado por la costa del Mar Cantábrico, o el Camino Portugués por la Costa que, aunque se encuentra más al sur, la brisa del mar nos ayuda a proseguir.

Consejos varios

Preparación física

Debemos tener en cuenta las temperaturas que van a hacer y el recorrido que peregrinaremos, según estas condiciones debemos realizar una preparación física más o menos dura.

Por norma general para realizar una buena preparación física debemos entrenar los 3 meses previos, empezando el primer mes con caminatas cortas hasta realizar, poco antes de empezar la aventura, caminatas de recorrido similar a las etapas que realizaremos.

Para que el entrenamiento sea más realista, es recomendable que nos llevemos con nosotros el equipamiento y el calzado que utilizaremos para ir acostumbrándonos a su peso y comodidad.

Hidratación

En plena época veraniega no nos podemos permitir el lujo de no contar con agua durante nuestra peregrinación.

Debemos llevar una cantimplora o cualquier recipiente siempre lleno, en cualquier posible parada para rellenar tenemos que aprovecharla, quien sabe dónde será la próxima oportunidad de rellenarla.

Cada media hora es recomendable llevarnos un trago a la boca e hidratarnos correctamente, es un punto clave para no desfallecer durante el Camino.

Hacer el Camino de Santiago en Kayak

Coger un kayak y navegar por las “Rías Baixas” gallegas apreciando el Camino desde otra perspectiva más refrescante y que nos ofrece una gastronomía espectacular.

¿Suena bien verdad? Eso es lo que experimentaría si decides realizar el Camino de Santiago en kayak, ya que es una forma nueva de peregrinar por el último trazado que recorrieron los restos del Apóstol Santiago por el Mar.

Qué llevar para hacer el Camino de Santiago en Verano

  • Calzado: El mejor calzado para hacer el Camino es el de zapatillas de trekking o, en su defecto, sandalias cerradas.
  • Mochila: Debido a las buenas temperaturas y condiciones climáticas no es necesario cargar con mucho peso por lo que, llevar una mochila de 35 litros o de 40 litros, debería de ser suficiente.
  • Ropa: Llevar varias prendas para prevenir nunca viene mal. Sin embargo, ten en cuenta que podrás realizar la colada durante tu Camino por lo que no cargues con peso de más. Además, a tu llegada a Santiago, desde Pilgrim te ofrecemos la posibilidad de realizar tu colada y volver a casa con todo impoluto.

Esperamos que esta información sobre hacer el Camino de Santiago en verano os haya ayudado. Recordad que con Pilgrim tu camino estará siempre planificado de la mejor forma para ti, por lo que sólo deberías de preocuparte en Caminar.

¡Ultreia Peregrinos!

¿Qué te ha parecido esta información?
[Total:1    Promedio:4/5]

Leave a Comment

Contacto

Cambiar imagen captcha captcha txt

Start typing and press Enter to search