Haz tu propio camino

×

Planificador

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

Camino
Fecha de Salida
  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms / día aprox.
Nº Días
Peregrinos
Alojamiento
Noches antes de salir
Noches extra al llegar
Comidas

El régimen seleccionado no esta disponible para el tiempo de alojamiento seleccionado.

Por favor, complete todos los campos.

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Pilgrim!

SUBTOTAL

Nº Peregrinos X

TOTAL (IVA incl.)

El precio es una estimación no vinculante sujeto a confirmación previo pago.

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

Camino Francés: Etapa 1

Saint Jean Pied de Port – Roncesvalles (24,2 km)

Saint Jean Pied de Port es el segundo punto de partida más empleado por los peregrinos para iniciar su andadura. Esta antigua ciudad, amurallada y rodeada de majestuosas montañas, es donde confluyen las distintas variantes del Camino Francés que discurren por el sur del país galo: la vía de Arlés, vía de Lepuy, vía de Vélezay, vía de Tour y la vía del Piamonte.

Aquellos que decidan emprender su viaje más allá de las fronteras españolas, se encontrarán con una de las etapas más duras del Camino. Durante los casi veinticinco kilómetros de recorrido, tendréis que superar los algo más de 1.250 metros de desnivel que enlazan St.Jean Pied de Port con el Puerto de Lepoeder, la entrada a territorio español conocida como la ruta de Napoleón. Sin embargo, todo este esfuerzo no será en vano, ya que os veréis gratamente recompensados por las impresionantes vistas del Pirineo atlántico, así como por la satisfacción de haber traspasado la frontera siguiendo los pasos del mismísimo Napoleón Bonaparte.

Comenzaremos esta primera etapa cruzando la puerta de Santiago, paso tradicional de los romeros que se dirigían a Roncesvalles y declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1998. Está situada en la parte alta de la localidad y que conecta las calles de Chemin de St. Jacques y la Rue de la Citadelle. Tras cruzar esta senda, nos adentraremos en la histórica Rue d’Espagne a través de un puente sobre el río Nive, donde los comerciantes y artesanos de antaño negociaban con sus productos. Tras haberla recorrido completamente abandonaremos la ciudad amurallada, dejando a nuestra izquierda la antigua Ciudadela del siglo XVII situada en la Colina de Mendiguren. En este punto, un poste de madera nos muestra la primera indicación: Chemin de Saint Jacques de Compostelle, también conocida como Route de Napoleón. Si continuamos por esta pista asfaltada, un poco más adelante, otro cartel amarillo señala un sendero alternativo marcado en color verde hacia mano derecha: la ruta de Arnéguy y Valcarlos. Este camino está especialmente indicado para aquellos días con sucesos meteorológicos adversos, ya que a diferencia de la ruta napoleónica, esta posee un menor desnivel (895 metros). Si viajamos en invierno es aconsejable seguir este desvío para evitar accidentes debido a las fuertes nevadas, la niebla o la lluvia, muy habituales en esta época del año. Este “atajo” nos llevará directamente hasta Roncesvalles por carreteras asfaltadas, pasando por la localidad de Valcarlos, municipio donde acampó Carlomagno tras ser diezmado su ejército en la Batalla de Roncesvalles.

Si en cambio hemos optado por seguir el trazado napoleónico, es aquí donde comienza lo duro de la etapa. Una sucesión de empinadas sendas nos obligarán a tomarnos con calma este tramo, siendo aconsejable realizarlo sin prisas y disfrutando de los verdes prados que se abren ante nosotros. Tras haber superado unos cinco kilómetros de intensas subidas, nos adentramos en la aldea de Huntto. Es un buen lugar para descansar un momento, hidratarse y comer algo para poder afrontar los restantes diecinueve kilómetros de la mejor forma posible. Dejamos atrás el asfalto y por una senda de tierra, de nuevo con una gran pendiente, ponemos rumbo hacia un mirador. Desde él podremos observar el trayecto recorrido hasta el momento y deleitarnos con un pasaje del Códice Calixtino referente a este tramo del Camino situado en un panel informativo. Tan sólo un kilómetro más adelante, si lo consideramos oportuno, podremos abastecernos en el refugio de Orisson, ya que no tendremos la posibilidad de hacerlo de nuevo hasta llegar a Roncesvalles. Tras recorrer otros cuatro kilómetros de verdes prados repletos de ovejas Manech (Ovejas lecheras típicas del Pirineo que nos acompañarán en varios tramos del Camino) así como caballos salvajes, podremos dejar una ofrenda a la Virgen de Biakorri. Miles de peregrinos a lo largo de la historia han adornado esta talla de la Virgen, protectora de los pastores, con multitud de collares, conchas y flores. Si hemos cambiado de idea y decidimos optar por la ruta de Valcarlos, podremos desviarnos más adelante a mano derecha por la pista de Arnegi. En caso de que prosigamos por la misma senda, abandonaremos el asfalto dos kilómetros más adelante y la señalización de Roncesvaux/Orrega (km 15) nos alentará a descender hacia el collado de Bentarte. Tan sólo seiscientos metros más adelante y monte a través, dejaremos a nuestra izquierda otro monumento ofrendístico, la cruz de Thibault, para encaminarnos hacia un frondoso bosque de hayas, descendiendo hacia Bentarte y a la Fuente de Roldán. Estamos ya muy cerca de la frontera y así nos lo indicará un gran monolito: hemos entrado en Navarra. Después tomaremos un desvío hacia la derecha, pasaremos de largo por el refugio de Izandorre y dos kilómetros más tarde coronamos el Collado de Lepoeder, a 1.430 metros de altura. Conviene detenerse un momento a saborear la impresionante vista del valle; tan sólo nos separan algo más de cuatro kilómetros y medio de nuestra meta.

Con Roncesvalles a nuestros pies se nos presentan dos opciones de nuevo: una más corta pero con fuertes desniveles o una más larga que atraviesa el paso de Ibañeta. Si nos desviamos a la izquierda, tomaremos el trayecto más corto, no siendo recomendable en caso de niebla y para aquellos que no soporten bien el peso de la mochila, dada la fuerte pendiente. Así descenderemos directamente los tres kilómetros y medio restantes hasta Roncesvalles. Si en cambio nos decidimos por la opción más larga pero más segura, descenderemos cuatro kilómetros y pasaremos por donde la leyenda sitúa la Batalla de Roncesvalles: el alto de Ibañeta. Este collado es conocido como la “puerta del Pirineo” ya que es el punto que comunica la península con el resto del continente. No sólo los peregrinos frecuentaban esta “entrada”, miles de pobladores prehistóricos, pastores, contingentes celtas, romanos, bárbaros, musulmanes, tropas napoleónicas y un largo etcétera de caminantes cruzaron este paso milenario a lo largo de los tiempos. La capilla de San Salvador también conmemora miles de años de tradición, rememorando un antiguo monasterio que en siglo XI ya daba asistencia a los peregrinos medievales.

Entre hayas y acompañados por el sonido del río Otezul, alcanzaremos el tan ansiado puerto de Roncesvalles.

Ver Más

No olvides nunca que

Nosotros caminamos contigo, si tienes cualquier duda sobre esta etapa o cualquier otra y podemos ayudarte a resolverla, solo tienes que preguntarnos y estaremos encantados de hacerlo.
¡Buen camino peregrino!

No te olvides de probar

  • Queso de las ovejas de la montaña ( Denominación de origen Ossau Iraty, Roncal o de Idiazabal)
  • Guisos en cazuela de barro
  • Trucha rellena de jamón
  • Chistorra
  • Tortas Txantxigorri
  • Pacharán, sidra y vino

No olvides tener en cuenta

Como ya hemos comentado, esta etapa es una de las más duras del Camino por lo que es necesario tomar ciertas precauciones de antemano. En el caso de no contar con una buena forma física o tener problemas de movilidad, recomendamos encarecidamente desviarse hacia Valcarlos, ya que su camino asfaltado nos llevará directos hacia Roncesvalles sin sufrir las consecuencias de las numerosas pendientes y desniveles.

Este consejo es aplicable también para todos aquellos que viajen en bicicleta, la cual tendrán que empujar en numerosas ocasiones debido a las fuertes pendientes. Para los que opten por esta alternativa, es importante destacar que una gran parte del trayecto discurre por el arcén de la carretera N-135, por lo que es necesario aumentar las precauciones debido al tráfico de vehículos. Los ciclistas deberán prestar especial atención en el descenso de Bentartea, donde se recomienda coger la ruta más larga señalizada para continuar hacia el alto de Ibañeta.

Para aquellas personas que no gocen de una preparación física adecuada se recomienda comenzar directamente desde Roncesvalles.


Pueblos
Albergue PúblicoAlquiler BicicletasAsistencia SanitariaCafeteríaCajeroFarmaciaHotelInformación TurísticaPensiónRestauranteSupermercadoVeterinario
Saint Jean Pied de Port ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Valcarlos ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Hunto
Orisson ✔
Roncesvalles

Pueblos

Saint Jean Pied de Port

Habitantes > 1.486

Municipio > Saint Jean Pied de Port

Provincia > Bayona

Roncesvalles

Habitantes > 50

Municipio > Roncesvalles

Provincia > Navarra

Alojamientos

Albergue de peregrinos de Roncesvalles

Albergue de peregrinos de Roncesvalles
183 plazas
…………………………………..

Real Colegiata de Roncesvalles.
Roncesvalles (Navarra).
948 760 000, 948 760 029.
info@alberguederoncesvalles.com
www.alberguederoncesvalles.com

Albergue de Luzaide-Valcarlos

Albergue de Luzaide/Valcarlos
24 plazas
…………………………………..

Plaza de Santiago.
Valcarlos (Navarra).
948 79 01 99, 696 231 809.
turismo@luzaide-valcarlos.net
www.luzaide-valcarlos.net

Contacto

Start typing and press Enter to search