Que llevar para hacer el Camino de Santiago en bicicleta

Una vez que nos decidimos a emprender el Camino de Santiago surgen muchas dudas, ¿Cuándo hacerlo? ¿Dónde empezar? ¿Cómo hacerlo?

Si habéis llegado hasta aquí por lo menos algo tenéis claro, la forma de hacerlo, por ello os vamos a dar toda la información necesaria para que sepáis que llevar para hacer el Camino de Santiago en bicicleta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL CAMINO DE SANTIAGO EN BICICLETA 

Bien sabemos que una vez que nos planteamos realizar el Camino de Santiago en bicicleta nos asaltan miles de dudas, y casi todas relacionadas con el equipaje o los accesorios necesarios para la bici que debemos portar a lo largo de tan fantástica aventura.

Lo primero que debemos decidir es la bicicleta a utilizar para recorrer cientos de kilómetros, y es que no sirve cualquiera , debemos de utilizar una que por lo menos sea de gama media, que este bien equipada y que tenga como mínimo amortiguación delantera dado que a lo largo del Camino atravesaremos lugares plagados de baches y terrenos irregulares, y una bici sin amortiguación puede ser fatal para nuestras articulaciones.

En esta entrada pondremos en común todo lo que necesitamos para completar dicha travesía de la manera más confortable posible, analizaremos tanto los accesorios que serán necesarios para la bicicleta como el equipaje que será útil para el bicigrino.

ACCESORIOS DE LA BICICLETA PARA HACER EL CAMINO DE SANTIAGO

Si hablamos de como equipar nuestra bicicleta para un trayecto que entraña cierta dificultad como es el Camino de Santiago, hay dos elementos básicos que cualquier bici debe tener:

  • Transportín: Elemento que nos servirá para fijar las alforjas sobre la rueda trasera, es un accesorio fundamental por ello debemos adquirir uno que sea altamente resistente y adaptable a las características de nuestra bicicleta, si algún elemento merece que nos tomemos un tiempo para adquirirlo e incluso le dediquemos unos euros de más es este dado que sufre mucho al atravesar zonas irregulares y como os decimos va a ser uno de los pilares fundamentales en nuestra rodada hasta Santiago de Compostela.
  • Alforjas: Debemos prestar también mucha atención a este accesorio, ya que no todas las alforjas son compatibles con todos los transportines por lo que debemos hacernos con unas que encajen a la perfección. Nuestra recomendación es adquirir únicamente alforjas para la rueda trasera de la bicicleta, podremos encajar todo nuestro equipaje dentro de ellas, y todos sabemos que cuanto más espacio de almacenamiento tengamos a nuestra disposición más tendemos a querer llenar ese espacio, y llevar otras alforjas en la parte delantera sería incitarnos a nosotros mismos a llevar más “por si acasos”, algo que si debemos portar es una funda para alforjas impermeable, por si el clima no acompaña.
    Otro elemento que será imprescindible, un pequeño portabultos en el manillar, en el que poder guardar los objetos de uso más común como el móvil, documentación, cartera, etc.

Una buena opción, y a la cual cada vez más peregrinos recurren es el alquiler de bicicletas; estas ya vienen totalmente equipadas para que tu solo te preocupes de pedalear a lo largo de los diferentes Caminos.

El resto de elementos recomendados para realizar el Camino de Santiago en bicicleta son:

  • Mochilas de hidratación: Nos resultará muy útil contar con una de estas ya que agilizan enormemente el proceso de hidratarnos en comparación con los clásicos bidones.
  • Pulpos elásticos: Por si fuese necesario sujetar algo al transportín, como por ejemplo, una esterilla o una tienda de camapaña.
  • Luz delantera y trasera: Aunque no recomendamos hacer etapas en bicicleta en horas de poca luz, siempre puede sernos útil para no pasar desapercibidos en días de baja visibilidad.
  • Candado
  • Velocímetro y pulsímetro
  • Bomba de inflado
  • Kit multiherramienta
  • Bidón de agua

EQUIPAJE DEL BICIGRINO

Como ya os indicamos antes nosotros recomendamos únicamente llevar dos alforjas con objeto de transportar todo el equipaje necesario para nuestro Camino ya que aunque vayamos sobre ruedas el peso también se nota, especialmente en las subidas, con esto tampoco queremos deciros que no os llevéis nada para hacer el Camino de Santiago, debéis contar con todo lo necesario, pero esa es la clave lo necesario, debemos olvidarnos de todo lo que no sea fundamental e ir a lo imprescindible.

Siguiendo esta lista que a continuación os facilitamos dispondréis del equipaje justo para que esta experiencia sea más fácil de disfrutar:

ROPA

  • Ropa de bici:
    • Dos camisetas transpirables de manga corta o maillot: Los maillot pueden ser cortos o largos, en función de nuestra resistencia al frío y de la época del año en la que vayamos a hacer el camino de Santiago.
    • Camiseta transpirable de manga larga: Si llueve, evitará que el chubasquero se pegue a nuestra piel y tengamos una sensación muy desagradable de humedad.
    • Dos culottes cortos
    • Un par de mallas de tres cuartos: Muy útiles para llevar encima del culotte si llueve para que el pantalón de lluvia no se pegue a nosotros y suframos la sensación de humedad.
    • Chaqueta windstopper: Para evitar el viento.
  • Ropa de lluvia:
    • Pantalones de llluvia y chubasquero: Pueden ser sustituidos por una capa de lluvia, nosotros no lo recomendamos, ya que la capa puede restarnos movilidad a la hora de manejar la bicicleta.
    • Cubre-botas impermeables: Como todos sabemos, no existe una sensación más desagradable que tener los pies mojados, y más durante un largo período de tiempo, por ello consideramos este elemento indispensable.
  • Ropa interior
    • Dos o tres mudas de ropa interior
    • Tres pares de calcetines: Lo ideal es hacerse con unos antiampollas, de no ser así, debemos llevar unos de deporte y sin costuras.
  • Ropa de calle
    • Un par de camisetas de algodón: Las utilizaremos en los momentos de descanso, o cuando queramos visitar algo en el pueblo en el que pernoctemos.
    • Una capa fina de abrigo y otra más gruesa: Podemos llevar un forro polar fino o una chaquetilla en función de lo que consideremos más adecuado. En cuanto al abrigo más gordo, podemos llevar un polar más fuerte que el anterior o algún tipo de cazadora o chaqueta pensada para trekking.
      En temas de frío siempre es mejor no escatimar, estamos seguros de que en esto estarán de acuerdo todos los peregrinos que ya han recorrido el Camino.
    • Pantalones largos flexibles: Fundamental que sean flexibles para poder pedalear con ellos en el caso de que la temperatura ambiente sea baja. Además los podemos utilizar al finalizar las etapas cuando nos tomemos nuestro tiempo de descanso. Estos pueden ser de trekking, modulares o de chándal, en función de nuestras preferencias.
    • Pañuelo o braga para el cuello: Muy importante para evitar que el frío nos ataque por esta zona, y para cubrir tanto cuello como boca a la hora de ir sobre nuestra bicicleta.

CALZADO

  • Zapatillas de bici: Calzado con calas para poder engancharnos a los pedales y así minimizar esfuerzos, es fundamental que a la vez tengan suelas aptas para caminar.
  • Sandalias/calzado de descanso: Calzado normal, daremos por bueno tanto zapatillas como sandalias abiertas o cerradas. Serán muy útiles al finalizar nuestra etapa, nos ayudarán a relajar los pies y evitarán la aparición de las temidas ampollas.
  • Chancletas para la ducha: Imprescindibles siempre que vayamos a hospedarnos en alojamientos con baños compartidos. Estamos seguros que ninguno de vosotros quiere llevarse como recuerdo del Camino unos “maravillosos” hongos en los pies.

HIGIENE/SALUD

  • Neceser: Imprescindible llevar uno que sea pequeño/mediano, en función de lo que vayamos a llevar en él, aunque siempre debemos tener en cuenta que solo debemos portar lo imprescindible, además en cualquiera de los pueblos que vamos a atravesar recorriendo el Camino encontraremos todo tipo de productos de higiene.
  • Toalla de secado rápido: Muy útiles para experiencias de este tipo, ya que pesan y ocupan muy poco en comparación con las toallas tradicionales.
  • Botiquín: Tal y como deciamos antes, que incluya única y exlclusivamente lo imprescindible; analgésicos, antiinflamatorios, y cremas de efecto frío o calor, para el tratamiento de los músculos tras las largas pedaladas.

OTROS

En este apartado incluimos objetos tales como linternas, baterías externas para el móvil (nos puede salvar la vida en algún momento, sobre todo si utilizamos el teléfono como GPS), elementos de acampada, debemos meditar a fondo cuales llevar y cuáles no, para no cargar de manera innecesaria. Nosotros siempre recomendamos contar con un saco de dormir (aunque sea fino) dado que no pesa mucho y en la mayoría de albergues no nos facilitan sábanas, por lo que puede sernos muy útil en las noches más frías.

 

Ahora que ya disponéis de toda la información para comenzar a pedalear a lo largo de las diferentes rutas del Camino de Santiago ¿A qué esperáis para lanzaros a disfrutar de esta aventura que os cambiará por completo?

Nos vemos en el Camino.

¿Qué te ha parecido esta información?
[Total:5    Promedio:4.8/5]
Contacto

Cambiar imagen captcha captcha txt
0

Start typing and press Enter to search