El Camino Lebaniego

Todo el mundo sabe que el Camino del Norte es una de las rutas del Camino de Santiago más elegidas por los peregrinos pero ¿se sabe todo sobre él?

Hay una curiosidad que a la mayoría de las personas se le escapa y es que existe una bifurcación llegados a la localidad de San Vicente de la Barquera, con una historia de más de 500 años, llamada, el Camino Lebaniego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL CAMINO OLVIDADO

Este camino cuenta con su propio año jubilar, compartiendo este honor con otros lugares internacionales de gran prestigio como pueden ser Jerusalén, Roma o la propia Santiago de Compostela.

A continuación, hablaremos sobre las etapas, todos los secretos y curiosidades que nos deja esta ruta histórica por tierras cántabras.

Etapas del Camino Lebaniego

EtapaInicioFinKm
Etapa 1San Vicente de la BarqueraCades28.5
Etapa 2CadesCabañes30.5
Etapa 3CabañesSanto Toribio13.7

Historia y orígenes

Este Camino surgió por consecuencia de los actos de Santo Toribio, obispo de Astorga y monje predicador de la religión católica.

Durante sus andanzas por Tierra Santa, en el siglo V, consiguió dar con el trozo más grande de la Santa Cruz de Jesucristo, a lo que se llamaría más tarde Lignum Crucis.

No sería hasta el siglo VIII cuando esta reliquia y los restos del santo, ocuparon el lugar en el que se encuentran hoy en día. Esto vino por causa de la conquista musulmana en diversos territorios de la península hispana. Ya que, una vez iniciada la Reconquista por los ejércitos cristianos, las tierras de Liébana eran consideradas como seguras dentro de los territorios reconquistados.

Fue durante este comienzo de la Reconquista cuando se fundaron varios monasterios cristianos en la zona asturiana, entre ellos el de San Martín de Turieno que, más tarde, acabaría por llamarse en el monasterio de Santo Toribio de Liébana.

El 23 de septiembre de 1512, el Papa Julio II declaró, a través de una bula, el derecho a celebrar el Año Jubilar Lebaniego.

Curiosidades del Camino Lebaniego

El año santo jubilar Lebaniego

Se celebra cada vez que la Festividad de Santo Toribio, 16 de abril, cae en Domingo.

Como el resto de los años jubilares, consiste en un período de indulgencia de los pecados vinculado a un camino de peregrinación. Además del Lebaniego, existen otros Años Jubilares como el de Santiago de Compostela, Roma o Jerusalén.

Lignum Crucis

lignum-crucis

Lignum Crucis

A los peregrinos que realizan el Camino Lebaniego se les denomina como “crucenos” o “cruceros” porque, los primeros romeros en realizarlo, peregrinaban con la intención de admirar el trozo de la Cruz de Cristo recuperada por Toribio de Astorga en Tierra Santa, que todavía perdura.

A esta reliquia se le denominó como Lignum Crucis, y desde su recuperación se guarda en el Monasterio de Santo Toribio.

Mide unos 64 centímetros de alto, 4 cm de ancho y cuenta con un grosor de 38 milímetros, considerándola como la reliquia más grande conservada de la cruz de Cristo, es decir, todavía mayor a la que se custodia en San Pedro del Vaticano.

Beato de Liébana

De la orden del Monasterio de Liébana surgió una figura clave para la Iglesia, el Beato de Liébana.

Fue importante debido a su lucha contra la doctrina adopcionista, pensamiento que narraba a Cristo como hijo adoptivo de Dios y no como hijo de su propia carne tal y como cuenta el cristianismo creacionista.

También, predijo un fin del mundo que debía llegar en el año 800, esto lo escribió en su obra “Comentario al Apocalipsis de San Juan”.

Fue además, un gran político del momento ya que en la Edad Media la iglesia y la política iban enlazados en un mismo paquete, convirtiéndolo en su momento, en una persona importante dentro de la Reconquista.

Fue considerado, por sí mismo, como el heredero de la palabra del Apóstol Santiago, uno de los más grandes evangelizadores de la historia del cristianismo.

La Bula Lebaniega

Bula Papal

Bula Papal

La bula es un documento emitido por el papa para temas relativos a materia de fe o interés general, concesión de gracias y privilegios o asuntos importantes expuestos por la cancillería apostólica.

En sus orígenes era una medalla que los niños romanos llevaban hasta llegar a la edad de 16 años. Más tarde, evolucionó por diferentes significados como el de ser un escrito emitido por príncipes, edictos de personas influyentes del Imperio hasta que finalmente se aplicaba únicamente a los documentos papales.

Al principio, lo  firmaba únicamente el Papa pero en el siglo XIII a los Cardenales también se les concedió el honor.

Credencial del Camino Lebaniego y Lebaniega (“Compostela”)

Lebaniega

Lebaniega

La Lebaniega es el documento oficial que nos acredita haber realizado la peregrinación al monasterio de Santo Toribio de Liébana, ya sea a pie, en bici o caballo. Es emitido por la iglesia y se entregará si se dispone de la credencial con los sellos oportunos.

No es necesario tener una credencial concreta, la credencial del peregrino corriente nos vale para estampar los sellos con el objetivo de la Lebaniega.

También existe la credencial propia del Camino Lebaniego, que podrás conseguir en la parroquia de “El Cristo” en Santander, o pedirla en parroquiaelcristo@gmail.com o Tel: 942 21 15 63.

Qué ver en el Camino Lebaniego

El Camino Lebaniego parte desde la localidad de San Vicente de la Barquera, muy próxima a la capital de la comunidad cántabra, y a su vez del Camino del Norte.

Desde dicho camino que recorre todo el litoral del norte de España, ahora nos adentramos en dirección Picos de Europa por lo que, lo que antes eran costas y paisajes marítimos, ahora se convierte en paisajes montañosos y con una pronunciada vegetación.

Apreciar los increíbles paisajes de gran belleza que nos deja este Camino Lebaniego es una de las razones principales por las que se realiza el peregrinaje hacia el Monasterio de Santo Toribio, a parte de conseguir la Lebaniega.

Ligeros inconvenientes

Aunque existen albergues por la zona, estos suelen permanecer cerrados muchas partes del año si no coincide con el año Jubilar Lebaniego.

Por lo que alojarse en esta ruta será una tarea ardua complicada, provocando aumentar las caminatas a un número de kilómetros recorridos algo elevados o teniendo que alojarse en otro tipo de alojamientos.

Una nueva aventura

Esperamos que después de haberte contado la historia y todas las curiosidades de este Camino Lebaniego te entren las ganas de echarte a caminar y descubrir todos esos secretos que nos guarda el Camino de Santiago en sus diversas rutas.

Recuerda disfrutar a cada paso que das por la ruta jacobea, será una experiencia única.

¡Ultreia Peregrinos!

Experiencias en el Camino

¿Qué te ha parecido esta información?
[Total:0    Promedio:0/5]
Compartirlo con mis contactos...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Leave a Comment

Contacto

Cambiar imagen captcha captcha txt

Start typing and press Enter to search