Haz tu propio camino

×

Planificador

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

Camino
Fecha de Salida
  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms / día aprox.
Nº Días
Peregrinos
Alojamiento
Noches antes de salir
Noches extra al llegar
Comidas

El régimen seleccionado no esta disponible para el tiempo de alojamiento seleccionado.

Por favor, complete todos los campos.

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Pilgrim!

SUBTOTAL

Nº Peregrinos X

TOTAL (IVA incl.)

El precio es una estimación no vinculante sujeto a confirmación previo pago.

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

Camino Francés: Etapa 23

Astorga – Foncebadón (25,8 km)

Dejamos atrás la capital de la maragatería para afrontar una nueva etapa con dos partes bien diferenciadas. Los primeros kilómetros supondrán una sucesión de pueblos típicos de la llanura castellana, enmarcados todos ellos dentro del antiguamente conocido como País de los Maragatos o la Somoza. Caminaremos entre construcciones de sillarejo y vestigios de los antiguos arrieros, aquellos que se encargaban de transportar mercancías a lo largo y ancho de la península con ayuda de animales de carga. En cambio, en la segunda parte de esta etapa, cambiaremos las suaves ondulaciones de la llanura por la subida a la comarca del Bierzo, a través de los montes de León.

Salimos de la ciudad famosa por sus mantecadas por la calle San Pedro, dirección a Castrillo de Polvazares por la calle de los Mártires. Un poco más adelante de la ermita del Ecce Homo, deberemos cruzar la A-6 gracias a un paso elevado, para coger un sendero paralelo a la carretera LE-142, la cual cruzaremos en varias ocasiones y que nos conducirá a nuestro destino: Murias de Rechivaldo.

Atravesamos esta población bañada por el río Jerga por una calle lateral, donde podremos degustar si así lo deseamos alguno de los platos típicos de esta zona, como el cocido maragoto o los hojaldres con crema. Retomamos el sendero que habíamos dejado antes de entrar en Murias con dirección a Santa Catalina de Somoza. Tan sólo media hora después podremos apreciar a mano derecha la silueta de Castrillo de Polvazaras, localidad por la cual no pasa la ruta jacobea pero que está a tan sólo un kilómetro de distancia, por lo que muchos peregrinos no dudan en desplazarse hasta ella para apreciar en todo su esplendor la arquitectura maragata. Sus habitantes fueron tradicionalmente arrieros maragatos aprovechando su situación estratégica. Uniendo Galicia con el resto de la península, facilitaban el transporte de mercancías entre ambas zonas. Principalmente movían salazones de pescado al interior y embutidos o productos de secaño hacia la comunidad gallega. Si finalmente decidimos visitarla, deberemos seguir por la LE-142 y luego, a la salida, por una pista agraria enlazamos de nuevo con el camino que lleva a Santa Catalina de Somoza.

Siguiendo la ruta principal, continuamos por el sendero paralelo a la carretera donde ya podemos hacernos una idea del ascenso que tenemos por delante. Salvaremos un buen desnivel, pero será casi imperceptible ya que las pendientes no son muy acusadas. Tras pasar por un área recreativa debemos prestar atención ya que el camino se bifurca en tres; deberemos tomar el desvío hacia la derecha, que nos conducirá mediante una pista agraria a Santa Catalina de Somoza, localidad también con una clara tradición maragota y algún que otro establecimiento. Cruzaremos por la calle Real para volver hacia la carretera; unos cuatro kilómetros más adelante, donde echaremos en falta alguna sombra, nos encontraremos con un monumento en recuerdo a una peregrina fallecida, girando a mano derecha un poco más adelante hacia la población de El Ganso.

Entre un paraje salpicado de encinas y casas similares a las pallozas, el mesón Cowboy es probable que llame nuestra atención. Se trata de un establecimiento muy singular donde poder comer y beber algo antes de reemprender el camino hacia Rabanal.

Giramos inmediatamente después a la izquierda para pasar por delante de una iglesia dedicada a Santiago y tomar de nuevo la monótona pista de tierra junto a la carretera, que asciende progresivamente. Tras pasar de largo junto al desvío de Rabanal Viejo y el arroyo de las Reguerinas ascenderemos por una pista entre robles. Una valla adornada por los miles de peregrinos que siguen esta ruta será el indicativo perfecto de que vamos por buen camino.

Tendremos que pisar de nuevo el asfalto antes de entrar a Rabanal del Camino, desviándonos a mano derecha para afrontar su calle Real. Esta localidad estaba considerada el fin de la novena etapa, como así lo recoge el Códice Calixtino, por lo que a lo largo de la historia contó con varios hospitales y centros para peregrinos. Actualmente  cuenta con varios albergues y establecimientos orientados a la vía jacobea. También destaca su pequeña pero interesante iglesia parroquial, la cual perteneció a la Orden del Temple.

Continuamos hacia las afueras y, a la altura de un lavadero, tomamos un sendero de tierra. Tras una pequeña subida, nos topamos de nuevo con el asfalto, el cual cruzamos y cogemos otro sendero, en este caso un poco más ancho y cómodo, para afrontar los últimos kilómetros. La sensación de ir abandonando el terreno llano de los montes castellanos se acentúa, nos estamos aproximando a la montaña del Bierzo. Tras un pequeño tobogán descendente que nos conducirá a la carretera, llegaremos al collado de Foncebadón, abandonado prácticamente hasta finales de la década del siglo XX, cuando gracias a la ruta jacobea surgieron varios establecimientos orientados al Camino. Siglos atrás, este pueblo gozó de una notable importancia dada la existencia de un monasterio, pero sus habitantes fueron poco a poco abandonándolo. Actualmente menos de diez personas habitan el lugar.

Ver Más

No olvides nunca que

Aunque camines por parajes inhóspitos y solitarios recuerda que Pilgrim siempre está a tu lado para guiarte y ayudarte en todo lo que necesites. ¡Nosotros caminamos contigo!

No te olvides de probar

  • Cocido maragato
  • Guisos de verduras
  • Embutidos del cerdo
  • Hortalizas de la tierra para la elaboración de diferentes platos

No olvides tener en cuenta

A pesar de ascender notablemente en algunos puntos, la pendiente pasará desapercibida para la mayoría de peregrinos, recrudeciéndose un poco justo antes de llegar a Foncebadón. Ni las personas con discapacidad, ni las que viajan pedaleando, tendrán problema alguno para recorrer la distancia entre Astorga y Foncebadón, salvo quizá algunos tramos con piedras sueltas. Para estos últimos, se recomienda en los últimos kilómetros continuar por la LE-142 en la intersección al salir de Rabanal, a mano derecha, ya que el estrecho sendero por el que discurre el camino puede ser algo incómodo para los ciclistas.

Algunos peregrinos optan por hacer noche en Rabanal del Camino, donde encontraremos todos los servicios que necesitemos, ya que Foncebadón puede resultar algo inhóspito debido a su abandono actual.


Pueblos
Albergue PúblicoAlquiler BicicletasAsistencia SanitariaCafeteríaCajeroFarmaciaHotelInformación TurísticaPensiónRestauranteSupermercadoVeterinario
Astorga
Murias de Rechivaldo ✔ ✔ ✔ ✔
Castrillo de los Polvazares ✔
Santa Catalina de Somoza
El Ganso
Rabanal del Camino ✔ ✔ ✔ ✔
Foncebadón

Pueblos

Foncebadón

Habitantes > Menos de 50 

Municipio > Santa Colomba de Somoza

Provincia > León

Alojamientos

Albergue parroquial Domus Dei

Albergue parroquial Domus Dei
18 plazas
…………………………………..

C/Real, s/n. Foncebadón (León). peregrinosflue@terra.com

Albergue Gaucelmo

Albergue Gauzelmo
40 plazas
…………………………………..

Plaza del Peregrino Julián Campo.
Rabanal del camino (León).
987 631 647.
r-wardens@csj.org.uk
www.csj.org.uk

Contacto

Start typing and press Enter to search