Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Pilgrim!

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

PUNTOS DE INTERÉS ETAPA 9: COÍMBRA – MEALHADA

< Volver a la Etapa

Mealhada:

Conjunto Monumental de Buçaco

Muy próximo a la ciudad de Coímbra se ubica la Mata do Buçaco, un bosque encantado digno de ser visitado. Declarado Parque Nacional, dicho bosque acoge una gran variedad de especies arbóreas exóticas y, al estar delimitado por grandes muros de piedra, despierta un gran misterio. Este espacio natural tan inquietante ha sido objeto de admiración para grandes escritores, a los cuales les han inspirado estos bosques a la hora de componer sus obras, en donde la belleza natural y espiritual van de la mano.

En dicho bosque se levantan numerosas ermitas en ruinas, que fueron erigidas para que algunos los monjes viviesen en total aislamiento, así como senderos, estanques y árboles exóticos que invitan a la práctica de senderismo.  

Este bosque encantado tiene su origen en el siglo VI, momento en que la orden benedictina llega al interior del mismo. Estos terrenos pasan a pertenecer al Obispado de Coímbra a comienzos del siglo XVII, el cual lo trasfiere a los Carmelitas Delcalzos. Esta orden decide construir aquí un monasterio, otorgándole a esta zona natural un período de gran esplendor. Hoy en día, del monasterio tan sólo se conserva la iglesia, la nave de la misma y el claustro.

Gracias a la derogación de las órdenes religiosas a mediados del siglo XIX y las continuas  desamortizaciones, este espacio pasa a pertenecer a la monarquía, la cual le otorga un mayor reconocimiento al lugar gracias a la construcción de un palacio en pleno bosque.

Dicho palacio presenta un estilo neomanuelino, cuya fachada realizada en piedra rememora la popular Torre de Belém. Este edificio fue levantado en 1907 y convertido en hotel después de la Primera Guerra Mundial, consiguiendo una gran fama a nivel europeo.

Tanto la fachada sur como la orientada al oeste muestra diversas escenas pertenecientes a la gesta portuguesa. El interior del edificio destaca por su gran ornamentación, entre la que destacan los azulejos, las pinturas y los cuadros que reproducen los grandes descubrimientos portugueses. También sobresale del palacio todo su mobiliario, compuesto por menaje de origen portugués, indo-portugués y chino. Son dignos de admirar, además, el techo de estilo morisco, el pavimento de madera foránea y la galería real.

Si el palacio de Buçaco es maravilloso, los jardines que lo bordean le añaden al mismo una singular belleza. En uno de los lados del palacio el visitante se va a encontrar con un espectacular laberinto que cuenta con gran cantidad de formas geométricas distintas. Una vez que se atraviesa este laberinto se llega a la parte de atrás del edificio, en donde se abre un bonito sendero cercado por varias especies arbóreas. Es por ello que, en estos jardines se pueden contemplar varias especies de flores y árboles espectaculares, que llenan este espacio de una gran mezcla de colores.

Conjunto Monumental de Buçaco

Alta Cruz

La conocida como Alta Cruz o Cruz Alta es el punto más alto de la Sierra del Buçaco. Se trata de una monumental cruz erguida a 547 metros de altura desde las que se pueden apreciar unas hermosas vistas de la ciudad y de las sierras anexas a la misma.

Alta Cruz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR