Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Pilgrim!

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

PUNTOS DE INTERÉS ETAPA 1: LISBOA – ALHANDRA

< Volver a la Etapa

Lisboa:

Acueducto de las Aguas Libres

El acueducto de las Aguas Libres se trata de uno de los lugares más conocidos de Lisboa y se encuentra sobre el valle de Alcántara. Este acueducto fue construido por mandato de Juan V para poder llevar agua a la ciudad en el siglo XIX.

El canal principal se extiende 19 kilómetros de longitud, pero sumando los canales secundarios llega a abarcar un total de 58 kilómetros. Además, cuenta con 35 arcos que llegan a medir en algunos casos 65 metros de altura. En la actualidad se realizan visitas guiadas por encima de los mismos, así como visitas al Museo del Agua.

Acueducto de las Aguas Libres

Basílica da Estrela

La Basílica da Estrela también es conocida como la Basílica do Sagrado Coração, esta fue construida por mandato de la reina María I en el año 1779, puesto que había hecho la promesa de construir un templo si daba a luz a un heredero al trono.

El templo destaca por su gran cúpula, a la que se puede acceder para divisar la ciudad desde su maravilloso mirador. En su interior y debido a su general estilo neoclásico con toques barrocos, cuenta con una decoración a base de mármoles de colores. En dicha basílica se encuentra el sepulcro de María I y una imagen que representa el día en que nació Jesús.

Basílica da Estrela

Castillo de São Jorge

El castillo de São Jorge fue levantado sobre la loma de San Jorge, la más alta de Lisboa y en la actualidad es uno de los monumentos más visitados de la ciudad. Fue edificado en torno al siglo V por los visigodos, aunque, más tarde, en el siglo IX fue ampliado por los árabes. En esta época se le conocía como Castelo dos Mouros, ya que constituía un baluarte musulmán.

Alrededor del año 1150, dicha fortificación volvió ser conquistada por Alfonso Henríquez y pasó a ser ocupada por los reyes de Portugal, por lo que fue en esta época y hasta mediados del siglo XVI, cuando la edificación vivió su máximo esplendor.

Castillo de São Jorge

Catedral de Lisboa

La Catedral de Lisboa también conocida como Sé de Lisboa, se trata de la iglesia más reconocida y antigua de la ciudad. Data del siglo XII y es casi generalmente de estilo románico. Sufrió varias reparaciones con el paso del tiempo, sobre todo tras el terremoto de 1755, el cual destruyó varias partes de la iglesia.

Catedral de Lisboa

Convento do Carmo

Las ruinas del Convento do Carmo, dispuestas a cielo abierto, constituyen una de las mejores muestras del aspecto innovador de la ciudad de Lisboa. Del antiguo convento destacan los elevados arcos, muy llamativos por sus grandes dimensiones. Este convento de estilo gótico era el más valioso de la ciudad hasta que se produjo el terremoto de 1755.

La iglesia del convento fue construida por mandato de Nuno Alvares Pereira, un noble que quiso retirarse a la vida religiosa. Las obras del templo terminaron a inicios del siglo XV, por lo que la estructura que se puede ver actualmente presenta un estilo propio del Medievo portugués.

Convento do Carmo

Iglesia de Nossa Senhora da Conceiçao Velha

La Iglesia de Nossa Senhora da Conceiçao Velha se trata de una iglesia construida sobre las ruinas de la Iglesia de Nossa Senhora da Misericórdia, a causa del terremoto sufrido en 1755 en Lisboa. Fue declarada Monumento Nacional en 2010.

En cuanto a su estructura, esta iglesia destaca por su fachada de estilo manuelino, que se encuentra rematada en frontón triangular simple. Cuenta con un portal terminado en un tímpano y decorado con esculturas en representación de Nossa Senhora da Misericórdia, rodeada ésta por el Rey D. Manuel I, la Reina D. Leonor y Leonor de Viseu, el Papa Alexandre VI, el obispo de Lisboa y otros personajes de la época. En su interior cuenta con una sola nave y con una capilla, conocida como del Santíssimo Sacramento. En esa capilla se encuentra una imagen en advocación a Nossa Senhora do Restelo, por donación del Infante Don Henrique. Destaca el interior por estar decorado con azulejos y yeso. Desde el año 2014 sufrió una gran remodelación.  

Iglesia de Nossa Senhora da Conceiçao Velha

Iglesia de San Vicente de Fora

La Iglesia de San Vicente de Fora está datada del año 1582 aunque fue mandada construir por el primer rey de Portugal, Alfonso Enríques, que quiso construirla con la intención de cobijar el cuerpo de San Vicente, más tarde nombrado patrón de la ciudad. Terminaron las obras de su construcción en el año 1629 pero, posteriormente, fue afectado en 1755 por el terremoto de Lisboa siendo restaurado y convertido en el panteón de la dinastía Bragança.

Iglesia de San Vicente de Fora

Iglesia de Santo Antonio de Lisboa

La Iglesia de Santo Antonio, de pequeñas dimensiones, fue dedicada a Santo Antonio, nacido en Lisboa. Esta iglesia fue posteriormente demolida en 1755, debido al terremoto que arrasó la ciudad, por lo que volvió a ser levantada gracias a la intervención Mateus Vicente. Cabe destacar que parte de su reconstrucción se realizó gracias al dinero recaudado por niños lisboetas que iban pidiendo por las calles.

Iglesia de Santo Antonio de Lisboa

Iglesia de Santo Estêvão

La Iglesia de Santo Estêvão se trata de una iglesia datada en el año 1773 que se encuentra dividida en cinco tramos por pilastras, tres de ellas centrales y rematadas en un frontón asentado sobre un friso. En el lateral derecho se encuentra adosada una gran torre–campanario. En cada uno de los tramos centrales aparecen tres puertas ornamentadas con frontones de distintas escenas.

El retablo principal que se dispone en el interior del templo, concretamente situado al fondo de la nave, fue realizado por Mateus Vicente de Oliveira y Joao Antonio de Padura en el siglo XVIII, el cual se encuentra presidido por un frontón abrupto. Cobija en su centro una talla que representa la escena de “Cristo crucificado adorado por los ángeles”. Destacan también la antigua sacristía, cubierta por azulejos desde mediados del siglo XVIII, y la sacristía moderna, que acoge lienzos de Bernardo Pereira y Pedro Alexandrino.

Iglesia de Santo Estêvão

Iglesia de São Domingos

La Iglesia de São Domingos se trata de una iglesia inaugurada en el siglo XIII, que posteriormente fue sometida una gran reedificación tras el terremoto que afectó a Lisboa en el año 1755. Sin embargo, a mediados del año 1959, dicho templo sufrió un incendio que destruyó por completo su interior, del cual se conservó su imponente nave y sus columnas, así como algunas pinturas e imágenes de la sacristía. De estas imágenes destaca la de São Tomás de Aquino, realizada toda ella con madera policromada.

HORARIODe lunes a domingo: de 07:30 a 19.00.Horario de misa: 08:00, 08:30, 09:00, 10:00, 11:00, 12:00 y 18:00.

TARIFAS

La entrada es gratuita

INFORMACIÓN DE INTERÉS

Teléfono: +351 21 342 8275 

Iglesia de São Domingos

Iglesia de São Roque

La Iglesia de São Roque se trata de una sobria y pequeña iglesia que apenas llama la atención, pero que fue comenzada a construir en el año 1506 y posteriormente fue sufriendo ampliaciones y modificaciones por sus diferentes dueños. En primer lugar perteneció a la Hermandad de San Roque, de ahí su nomenclatura y posteriormente fue cedida a los jesuitas que construyeron tallas de los santos de su devoción como San Francisco Javier, San Francisco de Borja, Luis de Gonzaga y San Ignacio de Loyola.

Una vez que los jesuitas fueron desterrados del país, esta iglesia pasó a pertenecer a la Santa Casa da Misericordia de Lisboa. El interior del templo acoge una capilla mayor, dispuesta al fondo, así como otras ocho capillas de pequeñas dimensiones, dispuestas a cada lado y cubiertas en dorado. Destaca de entre ellas la capilla de San Juan Bautista, construida en Roma entre 1742 y 1747 para que el papa Benedicto XIV pudiese celebrar la misa en mayo de ese mismo año y traslada por piezas a Lisboa en barco posteriormente.

HORARIODe lunes a viernes: de 08:30 a 17:00 horas.Sábado y domingo: de 09:30 a 17:00 horas.

INFORMACIÓN DE INTERÉS

Teléfono: +351 21 346 0361

Iglesia de São Roque

Monasterio de los Jerónimos

El Monasterio de los Jerónimos es una de las mejores muestras que se conservan en Portugal de arquitectura manuelina. Este monasterio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1983, fue construido por mandato de Manuel I, con el fin de recordar el retorno desde la India de Vasco de Gama.

El Monasterio de los Jerónimos, que se encuentra situado en la zona de Belém, fue edificado sobre los vestigios de una vieja capilla erigida en su momento por Enrique el Navegante. La denominación de este valioso monumento digno de admirar, se debió a que durante los primeros años, en el monasterio vivieron los monjes de la Orden de San Jerónimo. A partir del siglo XIX, con el establecimiento del gobierno liberal y la desarticulación de las órdenes religiosas, el monasterio pasó a ser propiedad del Estado.

Monasterio de los Jerónimos

Monumento a los Descubrimientos

El monumento a los Descubrimientos se encuentra ubicado junto a la Torre de Belém y al Monasterio de los Jerónimos. Este monumento, que cuenta con unos cincuenta y dos metros de altitud, fue levantado en el año 1960 con el fin de recordar el quinientos aniversario del infante Henrique el Navegante, un ilustre explorador que fue el descubridor de la isla de Madeira, Las Azores y Cabo Verde.

El Monumento a los Descubrimientos constituye una escultura con forma de punto de carabela, sobre la cual el Infante se embarca junto a algunos personajes presentes en los descubrimientos de la historia del país.

Monumento a los Descubrimientos

Museo Berardo

El museo Berardo inaugurado en el año 2007, acoge una de las colecciones de arte contemporáneo más interesantes, tanto es así, que se mantuvo durante algunos años entre los cien museos más visitados de todo el mundo.

Como bien indica su nombre, la memoria de dicho museo está muy vinculada al coleccionista artístico José Manuel Berardo, un empresario poderoso natural de Portugal. Éste, desde muy joven se sintió atraído por el arte y puso todo su empeño en recoger varias obras hasta lograr tener en su poder una colección de más de 40.000 piezas. Fue en este momento cuando Berardo firmó un acuerdo con el gobierno portugués, lo que dio lugar a la creación de la Fundación de Arte Moderno y Contemporáneo-Colección Berardo, colección que se puede apreciar hoy en día.

Museo Berardo

Museo da Marinha

El museo da Marinha se trata de uno de los museos más visitados de Portugal inaugurado en el año 1973 por el Rey Don Luís. Como su nombre indica, tiene como función principal la de divulgar el conocimiento de elementos militares y estructuras del pasado marítimo portugués desde la época de los Descubrimientos hasta el siglo XIX. Cuenta en su interior con una colección permanente que engloba navíos fluviales, armas, uniformes, cartas marítimas y diversos objetos y herramientas de navegación. Cuenta incluso en su interior con una biblioteca marítima con volúmenes históricos y libros de todo tipo para poder entender el complejo mundo de la Marina.

Museo da Marinha

Museo Nacional de Arte Antigo

El museo Nacional de Arte Antiguo cuenta con una de las exposiciones más significativas de Portugal, que datan de entre los siglos XII al XIX. El edificio que acoge actualmente el museo, sirvió durante el siglo XVII de convento y era propiedad de la célebre familia Távora. Más tarde, este convento pasó a pertenecer al Marqués de Pombal y fue éste el que se encargó de acondicionarlo como palacio. Tiempo después, en el año 1884, este edificio pasó a albergar el Museo Nacional de Bellas Artes y Arqueología. Ya en el año 1911, se había establecido en su interior el Museo Nacional de Arte Antigua, por deseo de José Figueirido.

Museo Nacional de Arte Antigo

Museo Nacional dos Coches

El museo Nacional dos Coches es uno de los centros museísticos más frecuentados de Lisboa, siendo inaugurado en el año 1905. Contiene en su interior una gran colección de vehículos que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX, como el que fue propiedad del Rey Felipe III de España, o los tres carruajes de estilo barroco con influencias italianas, fabricadas en Roma en el año 1716.

Museo Nacional dos Coches

Oceanário

Después del L`Oceanogràfic de Valencia, el Oceanário de Lisboa es el que cuenta con las mayores dimensiones de toda Europa y en su hábitat conviven aproximadamente un total de 16.000 ejemplares de más de cuatrocientas cincuenta especies marinas distintas.

La construcción del Oceanario tuvo lugar en el año 1998, dentro del marco de la Expo, y fue obra de Peter Chermayeff. El edificio se ubica en el barrio Parque de las Naciones y se encuentra “flotando” en el agua, imitando así a un puerto flotante.

Oceanário

Palacio das Necessidades

El Palacio das Necessidades se trata de un gran conjunto de convento y palacio construido sobre los restos de la antigua Ermita de Nossa Senhora das Necessidades. Destaca por ser el único conjunto residencial real que consiguió resistir al terremoto de 1755. El primer objetivo que cumplió éste fue albergar la residencia de D. João IV y posteriormente pasó a ser vivienda de acogida de los príncipes extranjeros que iban a visitar Lisboa. Fue a partir del año 1834 cuando se decidió unir el convento y el palacio real para poder formar allí la Academia de Ciencias y, por último en el año 1916 comenzó a utilizarse como sede del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Palacio das Necessidades

Palacio de Belém

El Palacio de Belém se trata de una hermosa construcción datada del año 1559, obra del aristócrata portugués Manuel de Alburquerque, que en el siglo XVII sufrió una gran remodelación por mandato de los Condes de Aveiras. A mediados del siglo XVIII, el Rey Juan V se hizo propietario del mismo, ampliando y renovando su parte exterior. Fue desde entonces cuando comenzó a tener la función de residencia real hasta 1886, convirtiéndose así en residencia oficial de los Duques de Braganza. Hoy en día es la residencia de los presidentes portugueses y en él se cobija el Museo de la Presidencia de la República, en el que se muestran distintas exposiciones sobre la República Portuguesa. Destaca también el Museo de Carruajes que muestra distintos tipos de carruaje empleados a lo largo de la historia portuguesa.

Palacio de Belém

Palacio de Queluz

El Palacio de Queluz está datado del siglo XVIII y edificado por orden de la familia Braganza. Es de estilo barroco pero cuenta desde el terremoto de 1755 con influencias propias de la arquitectura portuguesa, como se puede apreciar en los azulejos. Uno de los primeros usos que tuvo fue el de residencia real, hasta que fue cedido al estado. A mediados del siglo XX sufrió otro grave incendio, por lo que tuvo que ser sometido a una nueva remodelación.

Palacio de Queluz

Palacio de Seteais

El Palacio de Seteais se trata de un majestuosa construcción situada en el lugar de Sintra, en la ladera del reconocido Macizo de Sintra. Fue construido casi al terminar el siglo XVIII por iniciativa del cónsul holandés en Portugal, Daniel de Gildemeester. Después del fallecimiento del mismo, su familia traspasó el edificio a Diogo de Menezes Noronha Coutinho, que era el quinto aristócrata de Marialva. Fue con este marqués con el que se amplió la obra abriéndose un ala de la fachada simétrica a la otra ya existente. Este marqués murió poco después de adquirir la casa por lo que el Estado pasó a ser titular de la propiedad en 1946 y, diez años después, se inauguró el hotel de lujo que funciona todavía hoy en día.

De esta obra palaciega destaca en su interior la decoración de sus salas, algunas con frescos, otras con imágenes que representan seres mitológicos.

Palacio de Seteais

Palacio Nacional da Ajuda

El Palacio Nacional da Ajuda fue declarado Monumento Nacional y se trata de una antigua residencia utilizada por la Familia Real portuguesa durante el siglo XIX, tras haber sido destruido el Palacio da Ribeira a causa del terremoto de 1755.

Se trata de un edificio de estilo neoclásico que desde 1910 actúa como museo en el que se expone la vida cotidiana de una familia real del siglo XIX. De sus estancias cabe destacar la Sala de Música, el Salón de Baile y el del Trono y las numerosas decoraciones a base de porcelana, tapicería, pintura y escultura, entre otros. Como curiosidad, cabe mencionar las 23 estatuas de mármol situadas en la entrada principal que representan, cada una de ellas, una virtud como la gratitud o la generosidad. Hoy en día acoge las ceremonias más emblemáticas de la Presidencia de la República así como la sede de la Biblioteca Nacional de Ajuda y del Ministerio de Cultura.

Palacio Nacional da Ajuda

Panteón Nacional

El Panteón Nacional se trata de una construcción de estilo barroco asentada sobre una antigua iglesia conocida como Iglesia de Santa Engracia. Sus obras comenzaron a finales del siglo XVII, sin llegar a terminarse hasta el año 1966. Desde principios del siglo XX tiene la función de ejercer como lugar de enterramiento de personajes portugueses famosos, como los presidentes de Portugal, Amália Rodrigues o João de Deus, además de contar con los sepulcros de otros portugueses célebres, como Vasco de Gama o Luis de Camôes. En lo alto del edificio destaca la cúpula blanca, que sobresale por su mármol polícromo y el cimborrio que lo corona e ilumina su estructura.

Panteón Nacional

Plaza del Rossio

La Plaza del Rossio también denominada Plaza Don Pedro IV, constituye el eje de la vida de la ciudad lisboeta. Se encuentra ubicada en la zona de La Baixa, justo en el límite norte de la Rua Augusta.

Esta plaza representa la zona más concurrida y divertida de la ciudad, un lugar habitual donde los lisboetas se citan entre ellos para disfrutar del ocio. Es por ello que en los aledaños de esta plaza se pueden encontrar las tiendas, restaurantes y los bares más populares de la ciudad, como por ejemplo el Café Nicola, que se ha convertido en el más exitoso de Lisboa.

En la parte central de la Plaza del Rossio se levanta la escultura de Pedro IV de Portugal, el Rey Soldado.

Plaza del Rossio

Plaza do Comercio

La plaza do Comércio se encuentra ubicada en la Baixa Pombalina y orientada al río Tajo. Esta plaza se considera la más emblemática de la ciudad y fue construida en el lugar que antiguamente ocupaba el Palacio Real, derruido a causa del terremoto de 1755.

Esta plaza se encuentra cercada por un conjunto de edificios porticados en tres de sus laterales, que acogen diversos organismos gubernamentales así como la oficina de turismo de la ciudad. Además, esta plaza también actúa como centro de ocio, pues a sus alrededores se disponen numerosos restaurantes y bares como el Martinho da Arcada, el más antiguo de Lisboa.

Plaza do Comercio

Plaza Marquês de Pombal

La Plaza Marquês de Pombal constituye la culminación del modernismo de la ciudad de Lisboa. En la zona central de la misma se encuentra una escultura erguida en honor al Marqués de Pombal, que fue presidente de la ciudad entre los años 1750 y 1777. Este parque cuenta con buenas zonas de esparcimiento y descanso y se encuentra bien comunicado. A su alrededor se sitúan edificios como las sedes corporativas de importantes empresas, los principales bancos y hoteles, etc.

Plaza Marquês de Pombal

Puente 25 de Abril

El puente 25 de Abril se trata del puente colgante más extenso de Europa al extenderse a lo largo de unos dos mil doscientos setenta y siete metros. Es por ello que cuenta con dos raíles a diferentes alturas: el más alto para automóviles y el inferior para trenes. Este puente comenzó a servir a la ciudad en el año 1966.

Puente 25 de Abril

Puente Vasco da Gamma

El puente Vasco da Gama se trata del puente más extenso de Europa ya que abarca 17,2 kilómetros de largo y que atraviesa el Tajo uniendo Lisboa con Montijo. Para su construcción hicieron falta 3300 trabajadores durante 18 meses. Fue inaugurado en el año 1998 con el nombre del navegante portugués más conocido con la finalidad de conmemorar los 500 años de su llegada de la india.

Puente Vasco da Gamma

Museo Calouste Gulbenkian

El museo Calouste Gulbenkian acoge una de las colecciones privadas más grandes de Europa. Una de las colecciones más destacadas es la perteneciente al poderoso Calouste Gulbenkian, que se pasó más de cuarenta años reuniendo los objetos que hoy en día se pueden apreciar en el museo, donados al país portugués cuando falleció, en el año 1955. Este museo, que se considera uno de los más interesantes del mundo, fue modernizado en 2001 y acoge una gran diversidad de obras que abarcan desde el año 2000 a.C. hasta la actualidad.

Algunas colecciones dignas de admirar en este museo son: la Joyería Grecorromana, una colección de monedas helénicas, obras orientales realizadas en porcelana, un bajorrelieve asirio en forma de escudo que se remonta al siglo IX a.C., etc.

Museo Calouste Gulbenkian

Pabellón do Conhecimento

El Pabellón do Conhecimento se trata de un museo interactivo de la ciencia y tecnología que se encuentra abierto al público desde 1999 y cuyo principal objetivo es el de divulgar el conocimiento y la cultura científica entre los ciudadanos. Cuenta en su interior con exposiciones tanto temporales como permanentes y actividades interactivas.

HORARIO

De martes a viernes: de 10.00 a 18.00.Los fines de semana: de 11.00 a 19.00.Cerrado los lunes y los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 de enero.

INFORMACIÓN DE INTERÉS:

Teléfono: +351 218 917 100 Web: http://www.pavconhecimento.pt/home/

Pabellón do Conhecimento

Teatro Nacional Dona María II

El Teatro Nacional Dona María II fue declarado Monumento Nacional en el año 2012. Se trata de un gran edificio inaugurado en el año 1846 por mandato de Almeida Garret, un conocido dramaturgo portugués. Este teatro se encuentra en el interior de un edificio conocido como el antiguo Palacio de la Inquisición o Palacio dos Estatus. Fue en el año 1964 cuando se produjo un gran incendio en su interior que sólo dejó en pie las paredes exteriores del edificio, por lo que estuvo en obras durante más de 14 años.

Hoy en día presenta un estilo neoclásico de influencia palladiana, del que destaca la fachada con un pórtico de seis columnas jónicas en su frente que cuentan con remate triangular. Destaca su frontón decorado por un relieve que representa a Apolo y las Musas. Este teatro constituye un espacio muy importante para la cultura de Portugal, pues por él han pasado varios artistas nacionales.

Teatro Nacional Dona María II

Torre de Belém

La Torre de Belém, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1983, posee una elegancia manuelina digna de admirar y fue levantada entre los años 1515 y 1519 por Francisco de Arruda.

Este monumento, de gran belleza arquitectónica, se encuentra enclavado en la desembocadura del río Tajo y originalmente cumplía la función de defender la ciudad de Lisboa de los posibles ataques. Más tarde, esta torre cumplió la función de centro fronterizo y faro.

Torre de Belém

Elevador de Santa Justa

El elevador de Santa Justa es el transporte más rápido que comunica La Baixa con el Barrio Alto. Pero no sólo constituye un medio de transporte, sino que se consolidó como una atracción turística. Fue inaugurado en el año 1902 y durante ese día se vendieron más de tres mil entradas. Conocido anteriormente con el nombre de Elevador do Carmo, los lisboetas lo acogieron con gran alegría, puesto que sería el primer transporte que solucionaría la comunicación entre la zona alta de la ciudad con la zona baja.

Elevador de Santa Justa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR