Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Gracias por planificar con Pilgrim!

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

Santa María do Camiño

Esta iglesia está estrechamente relacionada con la tradición jacobea ya que se encuentra entre el conjunto de templos situados en la entrada de la ciudad por el Camino Francés, intramuros, dispuestos para que los peregrinos prestasen culto a sus distintas devociones antes de llegar al Sepulcro.

La primera referencia conocida a la iglesia conservada se encuentra en el testamento del cardenal de Santiago Lorenzo Domínguez, fechado en el año 1279, donde se menciona junto a otras iglesias y ermitas de la ciudad que reciben una donación del cardenal. También en 1348 aparece en el testamento de María López, vecina de Compostela.

Junto a la iglesia de Santa María se situaba un hospital de peregrino, de devoción a San Miguel, fundado por el canónigo de Santiago Ruy Sánchez de Moscoso, quien en su testamento dejó una partida destinada a construir dependencias para hospedar a los peregrinos, una huerta en la parte trasera, una capilla dedica a San Miguel y una biblioteca dedicada a albergar libros de oración, teología, derecho canónico, medicina y física.

La iglesia de Santa María do Camiño fue reedificada entre los años 1747 y 1749. Se demolió y se construyó de nuevo la capilla mayor, dándole una mayor anchura. Poco después, en 1770 se rehízo la nave y la fachada principal de la iglesia siguiendo el proyecto trazado por el arquitecto Ferro Caaveiro.

La iglesia medieval, igual que la actual estaba formada por una única nave de planta rectangular, flanqueada por los sepulcros de los patronos de la iglesia y tendría la cubierta realizada en madera. La capilla mayor tendría una planta más estrecha que la nave y habría una imagen principal de la Virgen María. De la iglesia original se conservan dos cruces de consagración situadas a cada lado de la entrada de la iglesia. También se puede ver el tímpano que habría estado en la portada de la iglesia, pero que ahora se expone en el interior del templo. En esta obra se ve la imagen de Epifanía: la adoración de los Reyes Magos al Niño, una imagen muy relacionada con la Peregrinación a Santiago. La fecha de realización del tímpano se puede ver en la inscripción del dintel: 1425.

En el interior del templo, concretamente en el ala norte, oculto tras el confesionario que antecede al retablo de la Aurora, se encuentra lo que parece un arco apuntado con anchos bocelones, que una vez pudo haber recogido el sepulcro del hospital de peregrinos y pobres de San Miguel, Ruy Sánchez de Moscoso. La familia de los Moscoso estuvo desde la fundación del templo ligada a esta iglesia llegando hasta los tiempos de Urraca de Moscoso, que también deja en su testamento una partida para la iglesia. Muchos miembros de esta familia se hicieron enterrar en este templo, aunque actualmente no se conserven los sepulcros.

En cambio sí se pueden observar los sepulcros de otra familia ligada a Santa María do Camiño desde el siglo XVI: los Neira de Luaces. En el año 1561 el regidor de Santiago, Gonzalo de Otero de Luaces dejó en su testamento la orden de construir una capilla en el templo para albergar su sepulcro y el de sus familiares. Esta capilla aún permanece en pie, en el lado norte de la iglesia. Fue construida en un estilo gótico ojival tardío con una planta rectangular de dos tramos cubiertos por bóvedas de crucería con arcos apuntados. En el centro de cada una de las bóvedas aparece una estrella de cuatro puntas, entrecruzada por las nervaduras de los arcos. Actualmente las bóvedas de la capilla de los Neira de Luaces están recubiertas con cal, salvo los emblemas heráldicos que están repintados en ocre, rojo, verde y oro. En la capilla podemos ver el sepulcro orante de Gonzalo de Neira, vestido de caballero.

En el retablo mayor, realizado por Manuel de Leis en 1748, destaca de la imagen neoclásica de la Inmaculada Concepción pisando la serpiente, obra del escultor compostelano Manuel Prado Marino.

HORARIO
De junio a septiembre de lunes a sábado: 11:00 a 13:00 y 16:00 a 18:00. Misas los domingos y festivos de 12:30 (de octubre a junio)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR