Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Gracias por planificar con Pilgrim!

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

Colegio de San Clemente de Pasantes

El Colegio de San Clemente es un edificio civil de estilo manierista de inicios del siglo XVII, situado en el la entrada del casco histórico de Santiago, en las inmediaciones de la Porta Faxeira, al lado norte del Paseo de la Herradura.

El colegio fue fundado por el arzobispo Juan de Sanclemente en 1601, para pasantes o graduados que, tras haber acabado sus programas universitarios, pudiesen ampliar sus estudios, pero no empezó a funcionar hasta 1630.

Desde los orígenes de este Colegio Universitario le hizo competencia la Colegio de Fonseca. Las disputas entre ambos por el título de único Colegio Mayor de la Universidad de Santiago de Compostela fueron presentadas ante la justicia real y no es hasta 1730 que un decreto de Felipe V concede el título de Colegio Mayor exclusivamente al Colegio de Fonseca. El Colegio de San Clemente se disolvió como tal en 1809 y actualmente es un instituto de educación secundaria, el Instituto Rosalía de Castro, tras haber sido durante la Dictadura el “instituto femenino” de Santiago, nombre por el cual todavía es conocido.

La obra fue encargada a Ginés Martínez, decantándose por un estilo manierista entre 1607 y 1609 y ayudado por los ingenieros Jacobo Fernández y Leonel de Avalle. En lugar en el que fue construido formaba parte de la Carballeira de Santa Susana, por lo que se encontraba fuera del área urbana de Compostela.

Martínez diseñó una planta rectangular, con un patio centrar, levantando una edificación de dos cuerpos de altura, sobria, de líneas rectas que solo son interrumpidas en el pórtico, articulado de forma similar al Colegio de Fonseca, pero con menos elementos decorativos. Sigue una organización de tipo arco de triunfo, pero haciendo uso de elementos clasicistas y un frontón rectangular que corona el conjunto. El uso de pedestales, arquivoltas y cornisas salientes le da un cierto dinamismo y movimiento al proyectar sombras sobre la fachada, características del manierismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR