Haz tu propio camino

×

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms /día aprox.

Regimen no disponible

Haz tu propio camino

×

Gracias por planificar con Pilgrim!

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

PUNTOS DE INTERÉS ETAPA 6: MONFORTE DE LEMOS-CHANTADA

< Volver a la Etapa

Durante la etapa:

Codos de Belesar

Los Codos de Belesar forman parte de una antigua vía romana que conducía hasta el pueblo de Belesar. La ruta, al tener que adaptarse al terreno accidentado de la Ribeira Sacra, recurre a un itinerario serpenteado formando lo que los locales llaman codos.

Sin embargo, se cree que el origen es mucho más antiguo. Pudo ser un itinerario celta, ya que tanto en la parte alta, donde comienza la ruta, como en la zona baja había dos castros. Bajar por los codos es uno de los itinerarios más realizados entre los peregrinos que llegan a Chantada.

Los codos forman parte de un desvío de una vía romana que comunicaba Astorga con Braga, conocida como la Vía Nueva. La ruta era la nº XVIII del itinerario Antonino y durante mucho tiempo fue una de las más importantes de la Galicia romana. En total eran 310.8 km de ruta y su origen es de entre el año 79 y 96 d.C.

Codos de Belesar

Embalse de Belesar

Este curioso embalse, completamente artificial, fue creado en el año 1963 sobre el río Miño. Aguanta un volumen de agua de 655 hm³, abarca una extensión de 1910 ha aproximadamente y tiene una cola de 50 km.

La presa es obra del gran ingeniero Luciano Yordi de Carricarte, pero el edificio de control anexo de la central eléctrica es obra del arquitecto Juan Castañón de Mena. El punto más alto desde el que se cae el agua se encuentra a 137,5 metros de altitud.

Embalse de Belesar

Castillo de Ferreira de Pantón

Esta magnífica construcción data del s. XI según se descubrió tras haber encontrado en la última reforma unas monedas de esa época. El edificio actual no se asimila al primitivo, ya que sufrió diversas reformas y reconstrucciones al haber sido destruido por los irmandiños. Está vinculado a la  familia Arias de Maside y a los Condes de Lemos. Desgraciadamente es una propiedad privada que no se puede visitar. Uno de los elementos que más destaca del castillo es una ventana enmarcada por dos columnas rodeadas por un tímpano.

Castillo de Ferreira de Pantón

Monasterio Cisterciense de Ferreira de Pantón

Es el único templo femenino que desde que se fundó a nuestros días sigue realizando sus funciones. Perteneció desde el 924a la Orden de San Beniro y en el 1175 se anexiona a la Orden Cisterciense. Actualmente el edificio no es el mismo que el original, del primitivo se conserva sólo la iglesia.

En la cabecera de la iglesia se pueden ver muchas esculturas de gran valor. Cuando se hicieron las reformas, en el año 1975, se encontró una pequeña escultura de madera policromada de la Virgen sentada con el niño en sus brazos (típica de la tradición romana). En el presbiterio encontramos una llamativa estatua funeraria, típica de la era medieval; son dos sepulcros, uno pertenece a don Diego de Lemos, caudillo irmandiño, y el otro a don Lope de Lemos, ambos eran condes de Amarante.

El Claustro es renacentista, mientras que su imponente fachada pertenece al siglo XVIII. Como curiosidad decir que sobre los tejados de las celdas de las monjas vemos varias chimeneas.

HORARIO Todos los días de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 18:00 

Monasterio Cisterciense de Ferreira de Pantón

Iglesia de Santa María de Camporramiro

La Iglesia de Santa María de Camporramiro es un precioso templo que se encuentra en la parroquia que le da nombre. Es famoso por su importante pasado, existen documentados varios, hechos históricos, relacionados con el triunfo del monarca Ramiro I contra el pueblo de los normandos en el siglo IX. Esta iglesia se construyó supuestamente en su honor por Nicanor Rielo Carballo.

De esta afirmación no existen pruebas históricas que la corroboren. Entre otras suposiciones se cree que en estas tierras existió hace cientos de años un castro, el castro de pastores, y también un monasterio de los frailes de San Salvador de Asma.

Iglesia de Santa María de Camporramiro

Monasterio San Miguel de Eiré

Perteneciente a un pequeño monasterio benedictino levantado alrededor del s. XII por una noble llamada Excladia Ordoñez. Podemos encontrar algunos elementos prerrománicos que demuestran la posible existencia de una edificación anterior, aunque del antiguo templo sólo se conserva la iglesia, que data de la segunda mitad del siglo XII. Se trata de una de las más originales del románico gallego.

Monasterio San Miguel de Eiré

Monasterio San Salvador de Asma

Desde su fundación hasta su declive, que tuvo lugar a finales del siglo XV, este cenobio ejerció su señorío en la mayor parte de las tierras de la comarca chantadina. Gobernó sobre terrenos y personas, dominó bienes y concienció almas. Por ello no se puede poner bajo sospecha la singularidad de este monasterio benedictino.

Si hoy nos acercamos hasta la feligresía de San Salvador de Asma, sólo podremos acceder a la iglesia, pues lo que queda del convento está en manos privadas. La primera edificación de la iglesia data de finales del siglo XII, aunque en la misma se realizaron discretas reformas en el siglo XVI; la segunda, priorato que fue del antiguo monasterio, data de los siglos IX o X. El edificio está formado por una sola nave con cubierta de madera, sufriendo varias modificaciones que se pueden apreciar en la disposición de los sillares y en el labrado de los canzorros. En una parte del suelo de la misma, hoy en día de madera, se probó la existencia de varios nichos de época bastante antigua.

El ábside cuenta con diversos elementos que la hacen muy interesante y curiosa. Por ejemplo, su cubierta se presenta a manera de artesonado radial con un escudo en la parte central, símbolo de la Real Orden de Valladolid. Además, cuenta con un gran retablo de finales del siglo XVI, que se cree obra de la escuela de Berruguete y que en la actualidad acaba de ser restaurado en su totalidad. También se pueden admirar otros retablos situados en ambos muros de la nave con varias esculturas como son las de Sano Bieito Abad, el Niño Xesús, la Virgen del Rosario (siglo XVII), Sano Blas (s. XVI), etc.

Monasterio San Salvador de Asma

Pazo do Reguengo

Este increíble pazo se sitúa en el pueblo de San Vicente de Castillón. La fábrica primitiva es del siglo XV, pues después de las reformas del siglo XVIII, apenas nada se mantiene de época medieval. La capilla sí es del siglo XV y se encuentra justo al lado de una antigua torre. Uno de los elementos más curiosos de este pazo es su ancha escalinata, la solana y sus escudos, que le dan esos aires nobles al edificio.

Puente de Belesar

El Puente de Belesar une las orillas del caudaloso río Miño y se dice que antiguamente hubo un puente romano muy importante en el lugar, el cual era la única pasarela que unía las dos riberas del río entre Portomarín y Ourense.

Además fue un punto muy transitado en el trayecto entre Chantada y Monforte hasta el primer período del siglo XX.

Puente de Belesar

Chantada:

Casa de Carral Travesa

La Casa de Carral Travesa se encuentra en Carral Travesa, en la parroquia de Sabadelle tal y como indica su nombre. La construcción es similar a muchas otras casas Fuertes de Chantada, presentando tan sólo un piso, y las disposiciones se sitúan rodeando un patio interior.

Destaca un elemento alto que sobresale asimilando una Torre. El conjunto arquitectónico se completa con un palomar y una sencilla capilla en la que se encuentra un bonito retablo del primer tercio del siglo XVIII.

Casa de Carral Travesa

Casco Antiguo

El casco antiguo de Chantada conserva magníficas construcciones y casonas antiguas y se encuentra delimitado entre la plaza Santa Ana y la actual calle Manuel Formoso Lamas. Este conjunto histórico es el punto neurálgico de la villa. Si caminamos por sus calles podemos observar el día a día de los vecinos, trabajando, comprando o simplemente paseando.

Casco Antiguo

Casona de Lemos

La Casona de Lemos es el caserío más antiguo de toda Chantada y todavía cuenta con la estructura primitiva del s. XV, aunque la edificación es del 1551. En otros tiempos llegó a ser una corte de caballos que, poco a poco, fue creciendo a medida que se le fueron anexando más estancias.

Hay muchas historias alrededor de esta casa, hubo alguna que otra disputa y llegaron a ser de tal nivel que hasta la Marquesa de Astorga tuvo que actuar como mediadora con una carta-orden.

La casa cuenta con dos bonitos soportales de madera con pilastras y dispone de una buena chimenea. El muro oeste es digno de apreciar ya que todavía conserva la misma piedra 1668 puesta por Pedro de Moure Ulloa, cura de la iglesia de Chantada. Dentro de las disposiciones de la casa se ve un edificio bastante moderno y bien conservado gracias a las labores del magnífico arquitecto Manuel Gallego.

En la actualidad es posible visitar su interior, puesto que el ayuntamiento lo ha habilitado para ese uso y además también alberga la Casa de la Cultura.

INFORMACIÓN DE INTERÉS

E-mail:cultura@concellodechantada.orgTeléfono: 982 441 752

Casona de Lemos

Castro Candaz

El Castro Candaz se encuentra medio inundado por las aguas del río Miño por culpa de la edificación del embalse de Belesar, por lo que hay que esperar a épocas de sequía, cuando el nivel de caudal del Miño baja para poder verlo.

Este magnífico asentamiento es de los más llamativos, pero se encuentra en un área de escasa visibilidad y demasiado lejos del resto de la civilización, por lo que se podría decir que está ‘’encerrado’’ entre el Miño y el río Enviande. Además, sólo se puede acceder a él por el Oeste.

Curiosamente el castro se defiende gracias a tres mesetas con las que evitaba la llegada de posibles enemigos y saqueadores. Ahora en estas mesetas hay muchos viñedos y se cree que pudieron usarse como patios por donde se metian los guerreros y la gente defendía el castro.

Castro Candaz

Fortaleza de Chantada

La Fortaleza de Chantada fue una gran construcción en su época, pero, a pesar de ello, pasó muchos años derrumbada, hasta que en 1789 se reconstruyó. Su dueño era el conocido Marqués de Astorga, Vicente Joaquín Osorio de Moscoso, quien donó un viril a la iglesia de río Asma. Pero tras el derrumbamiento de la fortaleza se aforó a nombre de Jacobo Ignacio Guerra,  que en esa época era un conocido escribano de Chantada.

Fortaleza de Chantada

Iglesia de San Salvador de Brigos

La Iglesia de San Salvador de Brigos presenta un estilo románico pero como no podía ser de otra manera hay algunos elementos que fueron remodelados o reconstruidos, como la altura de la fachada sur que fue modificada y el añadido de una sacristía con posterioridad por lo que vamos a encontrar pequeños trazos de otros estilos.

En la zona superior del frontispicio en un grabado aparece el año 1228, momento en el que se inaugura la iglesia. Aunque casi todos los detalles se conservan en la actualidad en buen estado encontramos que la entrada norte está tapiada.

Lo más destacable del interior de la iglesia es una preciosa estatua de San Salvador.

Iglesia de San Salvador de Brigos

Iglesia de Santa María de Nogueira

La Iglesia de Santa María de Nogueira, en Eirexe, fue construida durante la segunda mitad del siglo XII y perteneció a la antigua jurisdicción de Chantada. Este templo curiosamente ejercía el beneficio eclesiástico a tres organismos, por un lado al priorato de San Salvador de Asma, al marquesado de Bendaña y al vínculo de la Casa de Penachá.

Con el paso de los años el templo sufrió varias reformas, por ejemplo cabe decir que la torre y la fachada son del siglo XVIII, aunque esta tiene elementos barrocos y un rosetón del románico tardío. Esta magnífica iglesia solamente tiene un nave de la que sobresale la puerta sur con una arquivolta sostenida por pilastras.

Destacar que en la pared de la zona sur encontramos hasta siete representaciones lapidarios distintas, con algunas lápidas metidas entre los muros de la iglesia.

Iglesia de Santa María de Nogueira

Sepulturas antropomorfas de Fornás

Las Sepulturas Antropomorfas de Fornas se localizan en la parroquia de San Cristovo de Fornas, a casi dos kilómetros de Asma. Se pueden ver desde lejos ya que se encuentran en la cima de una roca, muy cerca de la carretera que va de Chantada a Antas de Ulla.

Cuando se llega a la cima se aprecia un hueco en el que se encuentran dos nichos, se dicen que uno pertenecía a un hombre y el otro a una mujer, sin embargo, hay fuentes que confirman que las sepulturas acogieron los cuerpos de dos sacerdotes druidas.

Sepulturas antropomorfas de Fornás

Iglesia de San Cristóbal de Fornás

La Iglesia de San Cristovo de Fornas de estilo románico se remonta a la segunda mitad del siglo XII, corroborado por un grabado en el tímpano, aunque hoy en día no se aprecia muy bien por el desgaste del tiempo.

Está formada por una única nave con un curioso ábside rectangular y techo a dos aguas de madera y desde el exterior podemos observar un bonito vano en el ábside. Como muchos templos de ese siglo, sufrieron cientos de reedificaciones y modificaciones, pero es una suerte que tanto la nave como el ábside siguen siendo románicos.

Se descubrieron además unas magníficas pinturas de entre el siglo XVI y XVII sobre la Resurrección. La iglesia se conoce como San Cristovo de Fornas ya que se dice que las pinturas fueron realizadas por el maestro de Fornas.

Iglesia de San Cristóbal de Fornás

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR