Pasos para ganar la Indulgencia Plenaria

Ganar el jubileo es la forma más habitual para referirse al acto de ganar la indulgencia plenaria concedida durante la celebración de un año santo o año jubilar compostelano.

Orígenes de las indulgencias

El pecado es toda acción u omisión voluntaria contra la ley de Dios, que consiste en decir, hacer, pensar o desear algo contra los mandamientos.

En la doctrina católica, la indulgencia, a diferencia de la penitencia o reconciliación, no es un sacramento y no perdona el pecado en sí mismo, sino que exime de las penas de carácter temporal que de otro modo los fieles deberían purgar durante su vida terrenal o en el purgatorio.

Una de las maneras de pagar el castigo temporal es mediante las indulgencias, que consisten en la remisión parcial o total del castigo temporal por el pecado. Estas pueden ser concedidas por el papa, los obispos y los cardenales y, si son totales, se llaman plenarias.

Si una persona cumple los requisitos para la obtención de las indulgencias plenarias de un año santo, se dice popularmente que “ganó el jubileo”.

¿En qué se diferencia de la absolución que recibimos en la confesión?

Hay que distinguir entre culpa y pena. Cuando pecamos, es decir, cuando obramos mal contra Dios, la Iglesia, nosotros mismos o contra los demás, la culpa es nuestra responsabilidad. La pena, en cambio, es la consecuencia que tiene ese pecado.

En la confesión, Dios borra la culpa de nuestros pecados y parte de la pena que deberíamos cumplir tras la muerte, pero no la condona totalmente.

A lo largo de la vida y, dependiendo de nuestros pecados, siempre queda una parte de la pena por expiar. Esa pena que no se puede borrar con la confesión. Existen 3 formas para purificarlas: ofreciendo buenas obras y los sufrimientos de esta vida, en el purgatorio o mediante las indulgencias.

Cómo recibir la indulgencia plenaria

En sentido estricto, la obtención de la indulgencia plenaria compostelana no requiere la realización de ritos populares como la entrada por la Puerta Santa de la Catedral de Santiago o el abrazo a la estatua del Apóstol Santiago.

Para obtener la indulgencia plenaria compostelana es necesario cumplir los siguientes 3 requerimientos:

  1. Visitar cualquier día del año santo la catedral, por acoger las reliquias de Santiago.
  2. Rezar con devoción verdadera alguna oración (la Iglesia recomienda el Credo y el Padrenuestro), pedir por las intenciones del papa y, de ser posible, asistir a misa.
  3. También es necesario recibir los sacramentos de la penitencia -confesión- y la comunión como demostración de un renovado compromiso con Jesús. Estas exigencias pueden cumplirse quince días antes o después de la visita a la catedral compostelana.

Una vez realizado todo lo anterior, la concesión es automática: la Iglesia señala que todo peregrino a Compostela puede obtener por sí mismo la indulgencia plenaria o gracia del jubileo si se cumplen con sinceridad estas 3 condiciones.

Indulgencia plenaria para un difunto

La Iglesia también permite a los católicos aplicar para las almas familiares o seres queridos que se encuentran en el purgatorio.

Para ganar una indulgencia plenaria por un difunto, la Iglesia pide seguir los siguientes pasos:

  1. El 2 de noviembre, día de Conmemoración a los Fieles Difuntos, se visita piadosamente una iglesia o un oratorio. Durante esta visita se debe rezar el Credo y un Padre Nuestro. A mayores, se debe formular la intención de querer evitar cualquier pecado venial o mortal.
  2. Es necesario confesarse, recibir la Santa Comunión y rezar un Padre Nuestro y un Ave María por las intenciones del Papa.

Estas condiciones pueden cumplirse unos días antes o después de la fiesta de Los Difuntos, pero es conveniente que la Comunión y la oración por las intenciones del Papa se realicen el mismo día.

Tras cumplir estas condiciones, la persona por la que pedimos indulgencia plenaria podrá salir del purgatorio y entrar en el Cielo.

¡Planifica tu aventura!

Te damos información sin compromiso
Pilgrim Travel, S.L. informa, de acuerdo al Reglamento 2016/679, que los datos utilizados en este formulario se emplearán tanto para la contestación de las eventuales consultas como para la publicación de los comentarios, siendo la base de legitimación el consentimiento del usuario. Podrán ejercerse los derechos de acuerdo a lo previsto en nuestra Política de Privacidad.

El formulario se ha enviado correctamente