El Bordón y la Calabaza

Es uno de los pocos elementos característicos del trazado jacobeo que aún conservan su uso tradicional.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Las 10 PALABRAS CLAVE DEL PEREGRINO

EL BORDÓN

Antaño, los peregrinos que se dirigían a Santiago, se adentraban en el bosque para hacerse con uno de ellos, preferiblemente de algún castaño o avellano, por su madera fuerte y resistente.

Actualmente, podemos optar por la opción más auténtica y adquirirlo durante el Camino o dirigirnos a alguna tienda especializada online para comprarlo.

Existe una tercera opción y es que, si realizas el Camino Francés, puedes pararte a visitar al emblemático Pablito de Azqueta, a la salida de la localidad de Estella, fiel vecino e histórico romero que ayuda a todo aquel que pasa por su puerta.

El bordón o bastón perfecto es aquel que mida algo más que su portador, ya que así obliga a mantener la espalda recta y ofrece el punto de apoyo perfecto para superar largas jornadas.

No sólo tenía un uso meramente de sustento, sino que muchos romeros lo utilizaban para colgar útiles tan importantes como la calabaza donde transportaban el agua. Sin olvidarse de su uso defensivo ante posibles ataques de animales salvajes a lo largo del Camino.

En los tiempos que corren, son muchos los que prefieren comprar un bastón de senderismo o trekking, a la venta en cualquier gran superficie o tienda especializada en deportes. Estos tienen la ventaja de ser, en la mayoría de los casos, extensibles y con empuñaduras adaptadas para favorecer el correcto apoyo.

A pesar de ello, aún se pueden ver muchos peregrinos portando los míticos bordones, opción mucho más auténtica y que permite sumergirte en la verdadera esencia del Camino.

LA CALABAZA

Este tipo de calabazas Lagenaria Sicenarias, pertenecientes a la familia de las Cucurbitaceae, eran utilizadas ya desde el siglo XII a.C. como método para transportar agua u otros líquidos en África y, posteriormente, en el continente americano.

Su ecosistema ideal es aquel que pueda proveerle suficiente humedad y luminosidad, siendo el clima perfecto para su cultivo el tropical, dado que este goza de altos niveles de humedad y veranos muy cálidos.

Se caracteriza por ser una planta muy resistente, llegando incluso a servir como base de injerto para otras plantas más débiles como la sandía y el melón.  Inicialmente, presenta un color verde oscuro, pero lo normal es dejarla secar o curar.

Este era el método elegido principalmente por los peregrinos para utilizarlo como cantimplora, antes del uso generalizado del plástico. Este peculiar recipiente, dada su corteza de madera al dejarlo curar, permitía mantener los líquidos frescos y tenía el tamaño perfecto para llevarlo colgado del bordón o bastón.

Ya el mismísimo Carlomagno, muy ligado al trazado jacobeo, mandó plantar este tipo de hortaliza en sus tierras al considerarla imprescindible para elaborar medicinas y ungüentos.

Haz tu propio camino

×

Planificador

Dinos tus preferencias y te enviaremos un email con opciones a tu medida

Camino
Fecha de Salida
  • 25 kms / día aprox.
  • 70 kms / día aprox.
Nº Días
Peregrinos
Alojamiento
Noches antes de salir
Noches extra al llegar
Comidas

El régimen seleccionado no esta disponible para el tiempo de alojamiento seleccionado.

Por favor, complete todos los campos.

Haz tu propio camino

×

Planificador

Gracias por planificar con Pilgrim!

SUBTOTAL

Nº Peregrinos X

TOTAL (IVA incl.)

El precio es una estimación no vinculante sujeto a confirmación previo pago.

¿Más Información?

Infórmate sin compromiso pulsando el botón inferior y un agente especializado se pondrá en contacto contigo para resolver todas tus dudas. Obtendrás un 5% de descuento solo por informarte

SERVICIOS Y EXPERIENCIAS DEL CAMINO DE SANTIAGO

Si quieres vivir la historia del Camino de Santiago a pie de ruta, nosotros te ayudamos:

Contacto

Start typing and press Enter to search