Voy a empezar

Prepara tu aventura sin olvidarte de nada. Te damos una serie de recomendaciones

¿Debo llevar un botiquín de urgencias?

Aunque en  gran mayoría de los pueblos por los que pasarás tendrán una farmacia, supermercado con parafarmacia e incluso centros de salud, siempre debemos llevar un pequeño neceser de emergencia.

El botiquín deberá incluir, entre otras cosas:

  1. Gasas esterilizadas
  2. Vendas
  3. Tiritas
  4. Antiinflamatorio y/o aspirinas
  5. Compeed
  6. Alcohol
  7. Betadine
  8. Crema de protección solar: ya que el sol será nuestro guía durante todo el día y es muy importante protegerse bien, prestando especial atención al lado izquierdo de nuestro cuerpo. El sol desde la mañana temprano hasta que se ponga, nos dará por este lado.
  9. Vaselina, crema hidratante o cremas anti rozaduras
  10. Antihistamínicos: En caso de alergia
  11. Unas tijeras pequeñas

 

¿Qué debo llevar en mi mochila? Recomendaciones sobre sujeción, peso y disposición del mismo. (Adaptación de la ropa a las condiciones meteorológicas)

Debes pensar que cargar con mucho peso durante muchos kilómetros acaba mermando tus fuerzas y provocando malestar en tobillos y rodillas, es por ello que nuestro equipaje tendrá que estar formado tan sólo por lo imprescindible.

¿Qué entendemos por imprescindible? A continuación enumeramos los útiles básicos que todo buen peregrino debe llevar:

Botas

Mochila ligera y anatómica

Ropa de travesía

Gorra/sombrero

Calzado cómodo

Cantimplora

Saco de dormir

Bordón

Neceser

Documentación

Y otros muchos útiles de los que hablamos, con mayor profundidad, en: ¿Qué Llevo en la Mochila para Hacer el Camino de Santiago?

Al llegar a Santiago quiero ver el Botafumeiro ¿Qué días funciona?

Las celebraciones litúrgicas en las que entra en funcionamiento en medio de la misa el Botafumeiro son las siguientes:

  • 6 de enero: Epifanía
  • Domingo de Resurrección
  • Ascensión del Señor: 39 días antes de Pascua
  • 23 de Mayo: Aniversario de la Batalla de Clavijo
  • Pentecostés: 50 días después de Pascua
  • 25 de Julio: Festividad de Santiago Apóstol
  • 15 de agosto: Asunción
  • 1 de Noviembre: Todos los Santos
  • Festividad de Cristo Rey: Domingo anterior al primer domingo de Adviento
  • 8 de Diciembre: Inmaculada Concepción
  • 25 de Diciembre: Navidad
  • 30 de Diciembre: Traslación del Santo Apóstol.

Además de estas fechas, el Botafumeiro funcionará todos los viernes a las 19:30h (excepto Viernes Santo). Si quieres aprender más sobre esta curiosa tradición visita la página de El Botafumeiro.

Si su llegada a Santiago no cuadra con ninguna de estas fechas, se puede solicitar el funcionamiento del Botafumeiro asumiendo su coste. Para más información: botafumeiro@catedraldesantiago.es

La Compostela ¿Qué es?, ¿Dónde la solicito?

La Compostela es el documento que indica que has completado, al menos, los 100 últimos km o 200 km en bicicleta, del Camino de Santiago. Dicho documento es entregado por las autoridades eclesiásticas luego de verificar que los sellos de la credencial del peregrino estén bien. A mayores nos preguntarán qué motivos nos han movido a realizar el Camino de Santiago, para obtenerla deberán ser religiosos, espirituales, o con carácter de búsqueda interior.

Lo obtendremos en la Oficina del Peregrino (Rúa do Vilar, 1. 981 568 846), allí también se podrá recoger el Certificado del Peregrino, el cual se deberá de solicitar si los motivos por los que ha hecho el camino de Santiago son de carácter, lúdicos, deportivos, turismo, etc.

Además existe otro documento denominado “In memoriam”, que solicitará la familia de aquellas personas que han muerto el algún de los diferentes trazados del Camino de Santiago.

Más información en el apartado correspondiente de La Compostela.

La credencial del peregrino, ¿Qué es?, ¿Dónde la consigo?, ¿Dónde la sello?

La credencial es el documento de identidad del peregrino. Se trata de un documento que acompaña al peregrino a lo largo de todo el viaje para verificar que ha recorrido, bien sea caminando, en bicicleta o a caballo el Camino de Santiago. Se solicita al inicio de la ruta en las oficinas de las diferentes asociaciones de Amigos del Camino, parroquias, casas consistoriales y algunos albergues públicos de los puntos de salida.

Se considera un documento oficial y es el único certificado válido para obtener a la llegada a Santiago la Compostela. La credencial es una cartulina plegada con muchas páginas, en las mismas hay huecos para los sellos de los albergues, monumentos o establecimientos por donde para el peregrino cada día, se debe sellar un mínimo de dos veces al día.

En la oficina del peregrino solo verifican las fechas y que el peregrino haya transcurrido un mínimo de 100 km andando o en caballo y 200 km en bicicleta. De tal modo que si se pierde la credencial en la oficina del peregrino no podrán comprobar tu peregrinación y por ello no te expedirán la Compostela.

Para más información dirígete a la página de La Credencial.

¿Puedo hacer el Camino de Santiago por etapas sueltas alargándolo en el tiempo?

Esa fuerza interna que provoca que empieces el Camino de Santiago tiene infinidad de motivos o razones, pero todas los peregrinos tienen algo en común, la superación personal, la voluntad, el esfuerzo físico y conseguir un desafío propuesto con uno mismo.

Sea lo que sea que te lleve hasta la grandiosa fachada de la Catedral en la Plaza del Obradoiro, lo importante es llegar y para ello puedes tomarte el tiempo que estimes necesario. La llegada a Santiago se puede retrasar todo lo que uno quiera, puedes hacer etapas sueltas los fines de semana, recorrer mitad de camino ahora y al año siguiente el resto, hacer una etapa al mes, etc. En definitiva, puedes hacer el Camino hacia el Apóstol de la manera que mejor se adapte a tu situación.

Los sellos que te acrediten en tu Credencial de Peregrino no caducan, por lo que no habrá problema que retomes el Camino donde lo dejaste por última vez.

Si no sabes cómo dividir las etapas o cual sería la forma más adecuada para ti, ponte en contacto con nosotros para resolverte todas las dudas que tengas y ayudarte a programar tu mejor Camino.

¿Para realizar el camino de Santiago necesito preparación física específica?

El Camino de Santiago, tanto por la variedad en los trazados como por la distancia, suele ser duro, es por ello que se recomienda una mínima preparación física. Muchos peregrinos cometen el error de lanzarse a peregrinar sin una condición física básica.

Tanto si lo realizas andando como en bici, requiere de una preparación previa para afrontar el reto. Aunque los bicigrinos deberían de saber por ejemplo parchear una rueda, ajustar los frenos y el mantenimiento general de sus bicicletas, analizando previamente las tiendas especializadas y talleres en ruta. Para más información visita nuestro apartado de servicios en cada etapa para poder observar en qué localidades podremos tener este tipo de servicio en caso de emergencia.

HABLAMOS CON MAYOR DETENIMIENTO Y PROFUNDIDAD EN: PREPARACIÓN FÍSICA PARA EL CAMINO DE SANTIAGO

La peregrinación en grupo tiene un inconveniente añadido, el grupo no suele tener la misma preparación física, ni los mismos horarios para realizar la preparación previa. Se recomienda que se haga una mínima preparación aunque sea en solitario para ayudar a alcanzar la motivación necesaria y cumplir el objetivo del grupo, la llegada a Compostela.

Si por el contrario quieres llegar a Compostela a lomos de un caballo, la preparación también es esencial, debes ser un jinete bastante bueno o al menos tener una cierta experiencia previa. Para más información visita nuestro apartado sobre formas de hacer el Camino para informarte de todo lo necesario antes de hacer tu Camino a caballo.

El Camino de Santiago con mascotas, ¿lo hago con mi perro?

Antes de emprender tu viaje deberás tener en consideración varias dificultades que pueden surgir a lo largo de tu peregrinación. Los problemas comienzan al tener que planificar previamente todo el tema del alojamiento, ya que en los albergues públicos no está permitida la entrada a animales. En el caso de los establecimientos privados la situación no es mucho mejor en la mayoría de los casos, siendo necesario ponerse en contacto con el responsable de cada centro para informarse de sí aceptan animales de compañía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL CAMINO DE SANTIAGO CON PERRO

Para más información visita nuestro apartado de Formas de hacer el Camino, allí encontrarás todo lo que necesites saber a la hora de emprender esta aventura con tu mascota.

¿Cuál es la mejor época del año para hacer el Camino de Santiago?

Cada persona es libre de comenzar el Camino en cualquier época del año, cada estación tiene su encanto aunque las épocas más recomendadas son la primavera y el otoño, es decir, los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre. En estos meses los días son más largos, el clima es más suave y la afluencia de peregrinos suele ser menor que en verano.

El 75% de los peregrinos llegan a Santiago en los meses de Julio y Agosto, esto supone una masificación en ruta, en mayor medida del Camino Francés. Esta masificación en muchas ocasiones provoca que sea imposible encontrar cama en un albergue público, aunque a lo largo de los diferentes Caminos siempre hay alternativas, albergues privados, hostales, hoteles casas rurales y pazos con encanto.

En cambio, el Camino del Norte, también conocido como el Camino por la Costa, es muy recomendable recorrerlo en verano, tanto en bicicleta como a pie. En estos meses el clima será agradable sin muchos imprevistos, los albergues serán suficientes y la naturaleza se encontrará en su mayor época de esplendor. En cambio, la Vía de la Plata a su paso por las tierras de Cáceres y Salamanca por ejemplo, presentan temperaturas muy elevadas y tramos desérticos, por lo que es mejor realizarlo en primavera.

En resumen, la primavera y el otoño son los mejores meses para recorrer cualquiera de los trazados del Camino de Santiago.

SI QUIERES SABER MÁS VISITA: LA MEJOR ÉPOCA PARA HACER EL CAMINO DE SANTIAGO
¿Dónde duermo?

Los Caminos de Santiago más importantes disponen de varios tipos de alojamiento, aunque algunos peregrinos deciden llevar la tienda de campaña y dormir en un lugar tranquilo en el trazado de la ruta. Los principales tipos de alojamientos que encontraremos serán los siguientes:

  1. Albergues públicos: municipales o parroquiales
  2. Albergues privados
  3. Hostales y pensiones
  4. Hoteles
  5. Casas Rurales
  6. Pazos con encanto

A lo largo del Camino encontraremos una gran cantidad de albergues tanto públicos como privados. Las principales diferencias entre ambos son las siguientes:

Albergues públicos: pueden denominarse como municipales o parroquiales, la gran mayoría de ellos están atendidos por funcionarios públicos, voluntarios o sacerdotes. Muchos de estos no tienen un precio por pernocta, simplemente la voluntad. Debido a las malas prácticas de la gente, algunos de estos establecimientos se vieron obligados a establecer una cuota mínima por noche, dependiendo de la Comunidad Autónoma es diferente, oscilando entre los 6 y 8 euros. No es posible reservar plaza, el albergue se va llenando por orden de llegada. Este es un factor a tener en cuenta en los meses del año de mayor afluencia. También es necesario saber que los peregrinos a pie tienen preferencia con respecto a los bicigrinos a lo hora de conseguir alojamiento, ya que estos pueden desplazarse más rápidamente.

Albergues privados: tienen una tarifa establecida que varía en función del establecimiento, rondando entre los 10 y 16 euros por noche. Este tipo de albergues ofrecen la posibilidad de decidir el tipo de habitación y ofrecen menús económicos entre otros servicios. En este caso sí podremos reservar plaza.

Los caminos más concurridos tienen albergues en cada pueblo por los que transcurre, por ejemplo, el Camino Francés tiene establecimientos tanto públicos como privados en cada parada, facilitándole así al peregrino la búsqueda de alojamiento. Por el contrario, el Camino que menos albergues tiene en su trazado es la Ruta de la Plata, existiendo en todo caso algún edificio habilitado para que puedas pasar la noche.

Muchas personas prefieren realizar su etapa de una forma más relajada, disfrutando de la ruta y sabiendo que al llegar le espera una habitación, agua caliente y todos los lujos que puedan ofertar en una casa rural, pazo o mismo un hotel.

¿Es necesario llevar todo el dinero en metálico o es fácil encontrar cajeros en ruta?

En la gran mayoría de los pueblos por los que transcurre el Camino de Santiago están presentes los principales bancos con sus respectivos cajeros. Además, una gran parte de los establecimientos cuentan con la tecnología necesaria para realizar pagos con tarjeta.

De todos modos, lo recomendable es llevar algo de dinero en metálico para poder hacer frente al pago de pequeñas cantidades o en el caso de que la CPU en un establecimiento no funcione.

¿Qué presupuesto necesito?

Si deseas realizar el Camino de Camino de Santiago como un verdadero peregrino medieval podrás hacerlo por mínimo que sea el presupuesto del que dispongas. Por el contrario, si deseas realizar esta ruta a cuerpo de rey también hay opciones para ti.

Para el peregrino medio, la cantidad económica diaria que necesita rondará un máximo de 30€, incluyendo:

Albergue público, municipal o parroquial: 6-8 €/noche.

Desayuno: 3€, habitualmente café con leche y una pieza de bollería.

Almuerzo: 8-10€ precio medio de los menús peregrinos.

Cena: 8-10€, precio medio de las cenas peregrinas.

Es muy conveniente que reservamos unos 8-10€ diarios para imprevistos y compras inesperadas como medicinas, tiritas, snacks para entre etapa, una botella de agua, la lavadora/secadora, una cerveza al final de etapa, la entrada en algún monumento, entre otras necesidades que puedan surgir a lo largo del día.

Si decidimos que la cantidad de dinero destinada al almuerzo y a la cena en restaurantes es demasiada, la otra opción es comprar en grupo la comida necesaria en los supermercados. En cada pueblo por el que transcurre el Camino te vas a encontrar al menos con un establecimiento donde adquirirlos. Así podremos reducir considerablemente nuestro presupuesto diario.

Tal como observamos, una vez en nuestro punto de partida el gasto que vamos a realizar es mínimo, pero ¿el gasto asumido hasta ese punto?

Compra del material: si eres aficionado al senderismo/ciclismo muy probablemente dispongas de todo el material y no tengas que comprar nada cuando decidas hacer la ruta Jacobea. En caso contrario tendréis que adquirir todo el material necesario, considerándolo como una inversión. ¿Y si regresas a casa con ganas de conocer las demás rutas Jacobeas? En este caso ya dispondrás de todo lo necesario, de cualquier modo unas botas y una mochila duran muchos años, no sería del todo justo repercutir el gasto en el Camino de Santiago. El peor de los escenarios es tener que comprar el calzado, siendo este el gasto más elevado en la mayoría de los casos. Recuerda que el camino se hace caminando, tus pies deberán de ir bien protegidos, no escatimes a la hora de adquirir un calzado de buena calidad. En cuanto al resto del material solo sería necesario comprar una mochila, un saco de dormir y ropa de travesía.

Transporte hacía el punto de partida y de Santiago al domicilio: hay dos factores muy importantes a tener en cuenta a la hora de planear tu viaje: la distancia entre tu domicilio y el punto de partida del trazado elegido, dependiendo de lo bien conectado o no que esté tu ciudad con el punto de inicio será más caro el transporte o más barato. El segundo factor es la antelación con la que compres el billete, siendo este más barato en la mayoría de los casos cuanto antes lo compres.

Si tu presupuesto es menos limitado a lo largo del Camino de Santiago te encontrarás con una amplia y variada oferta de calidad de establecimientos para comer, casas rurales, hoteles y pazos de ensueño e incluso clínicas de fisioterapia para que llegues a Santiago con tus piernas y pies en perfecto estado.

¿Hago solo el camino de Santiago o en grupo?

La mayor parte de peregrinos veteranos aconseja que realices el Camino de Santiago solo. Una de los objetivos a alcanzar en el Camino es el encuentro con uno mismo, por ello cuando uno viaja solo está más receptivo a todas aquellas cosas buenas que nos iremos encontrando a lo largo del Camino.

Una persona que parte sola hacia Santiago va a socializar con otros peregrinos con los que se coincide día a día, es decir, no es importante partir con un grupo, en ruta conocerás con peregrinos de cualquier parte del mundo que estarán en la misma situación que tú. Conocerás personas con historias y vivencias muy dispares pero que te harán vivir situaciones inolvidables. En definitiva, en el Camino nunca estás solo a no ser que busques estarlo.

Otro punto a favor de hacer la peregrinación solo es que a la hora de que te admitan en un albergue público tendrás prioridad, puesto que se sigue la tradicionalidad de la hospitalización Jacobea, siempre se le ofrece ayuda al más débil.

Si por el contrario vuestra preferencia es realizar el camino en grupo es igual de recomendable que viajar en solitario, hay que tener en cuenta que viajar solo, al final es una decisión personal, y ambas decisiones son igual de buenas.

Para más información sobre si hacerlo solo o en grupo visita nuestras entradas del blog:

Recomendaciones de la señalización: peligros de la carretera

Todos los Caminos de Santiago están señalizados, dependiendo de la comunidad Autónoma o provincia en menor o mayor medida. En todo el trazado podrás guiarte a través de 4 tipos de señales:

Flechas amarillas: es la señal más típica, la encontrarás en árboles, casas, en el asfalto, en piedras, etc. El origen de estas flechas se remonta a los años 70, el Padre EliasValiña comenzó a señalizar con la fecha todo el trazado del Camino Francés.

Vieira amarilla sobre fondo azul: después de la flecha, la señal más vista será la vieira que identifica el Camino como Itinerario Cultural Europeo.

Vieiras de bronce: en menor medida, pero también nos encontraremos esta variante de vieira a lo largo del Camino.

Señales de tráfico y paneles informativos: este tipo de señalización será diferente en cada comunidad autónoma o provincia que pisemos pero que nos serán muy útiles para ubicarnos.

Para saber más de la señalización: La señalización en el Camino de Santiago

¿Cómo quiero llegar a Santiago: a pie, en bicicleta o a caballo?

Las diferentes rutas del Camino de Santiago son interesantes tanto para senderistas como para los cicloturistas. Es una elección en base al gusto personal, las aficiones y/o tiempo disponible. Para recorrer el Camino de Santiago a pie, en el caso más extremo necesitaríamos poco más de un mes, en cambio en bicicleta podríamos realizarlo en un máximo de 12 días, aproximadamente.

Tanto si vas a pie como en bicicleta tendrás ventajas y desventajas, por ejemplo, si vas a pie dispondrás de mayor libertad para entrar en restaurantes, menor preocupación por las noches y no necesitarás un servicio de atención técnica. Por el contrario si decides llegar a Santiago en bicicleta podrás cambiar de pueblo muy rápidamente, tendrás que buscar un lugar seguro para dejar la bicicleta mientras duermes o incluso comes.

El Camino de Santiago a caballo es la opción que mayores inconvenientes presenta. Está considerado un turismo de élite y refuerza cada vez más la imagen de las rutas Jacobeas. En cuanto a los inconvenientes existen varios, desde tener que encontrar comida para el animal, un establo donde pernoctar hasta tener que planificar caminos alternativos para no entrar en las ciudades. Hay que destacar el peligro constante de ir en hilera por la carreta y la preparación física del jinete.

Ante todas estas trabas surgieron varias empresas gallegas especializadas en este tipo de trazado para que realices el Camino de Santiago sin ninguna dificultad y poder disfrutar así al máximo del Camino hacía el Apóstol.

Extra: Hacer el Camino de Santiago en Kayak.

Para más información sobre las ventajas e inconvenientes visita Formas de hacerlo.

¿Camino organizado o por libre?

Esto dependerá en gran medida de los gustos y preferencias personales de cada peregrino, así como del presupuesto que tengas para ello. Si eres una persona aventurera no tendrás problema alguno en realizarlo por libre, programando cada día dónde pernoctar y visitando los lugares que vayas traspasando a tu libre albedrío. Ten en cuenta que no en todas las etapas, sobre todo en los Caminos menos transitados, no encontrarás albergues públicos o variedad de establecimientos, siendo necesario en muchos casos desplazarse hacia otras localidades.

En cambio, si deseas optimizar al máximo el tiempo, programar las visitas y concertar con antelación las pernoctas, Pilgrim te organizará a medida el Camino, adaptándolo a tus necesidades y gustos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: VENTAJAS DE HACER EL CAMINO DE SANTIAGO EN GRUPO ORGANIZADO
¿Necesito planificar la ruta? ¿Cómo lo hago?

Lo más recomendable es salir de casa con la ruta y etapas planificadas bajo criterios lógicos, pero no totalmente programadas puesto que no todo el trazado es igual de complicado ni las condiciones meteorológicas son iguales.

Por tanto, es conveniente salir con las etapas mínimamente estudiadas e ir guiándonos, la previsión debería tomarse una vez conocidas todas las etapas, la complejidad de cada una de ellas, las dificultades de la ruta, los alojamientos a lo largo del trazado, las condiciones meteorológicas, etc. Una vez analizada toda esta información, ante cualquier imprevisto se podrán tomar decisiones inmediatas mucho más acertadas.

Si te decantas por el Camino Francés encontrarás muchas más facilidades y comodidades que si camina por cualquier otro. Alguna de estas facilidades son la corta distancia (10 kilómetros en general) entre los pueblos, el gran número de establecimientos orientados al peregrino, ya sean albergues, pensiones, restaurantes, etc. Aunque es un recorrido extenso, es en el cual encontraremos más servicios, reduciendo notablemente el número de imprevistos que podríamos tener a lo largo del Camino.

¿Cómo planificar las rutas?

Una vez que hayas decidido el punto de partida debes saber que ya existen una serie de etapas predeterminadas, básicamente las que realizan la mayoría de peregrinos, pero las cuales no es obligatorio cumplir. Cada persona, en función de su condición física y edad, deberá adaptar cada etapa. Lo normal y más habitual es realizar etapas diarias que ronden los 20 kilómetros, pero si eres joven y tienes buena condición física, puedes hacer entre 30 y 35 diarios. Aunque deberás tener en cuenta una jornada de descanso cada 7 días para recuperar fuerzas y llegar a la Capital gallega sin complicaciones.

Para personas mayores de 55 años se aconseja la realización de etapas de entre 10 y 15 km por día. Si además, sufre alguna enfermedad, se debe tener en cuenta los puntos de Asistencia del Camino a la hora de planificar los kilómetros diarios.

Por el contrario, si el Camino se realiza con niños menores de 12 años, las etapas nunca deberán superar los 15 kilómetros, siendo conveniente intercalar etapas un poco más cortas con otras más largas. Debe saber que al realizar el Camino de Santiago con niños o con personas mayores los imprevistos aumentan. Tanto las personas mayores como los niños presentan mayores limitaciones, por ello no debemos obcecarnos en llegar a un punto determinado si las fuerzas decaen, porque al día siguiente aparecerán las consecuencias, cansancio o desmotivación, entre otras.

¿Cómo llego al inicio de la ruta?

El verdadero Camino de Santiago es aquel que parte de tu propia casa, pero en la mayoría de los casos los peregrinos optan por desplazarse hasta alguno de los múltiples puntos de salida oficiales del trazado jacobeo. Para analizar cuál es la mejor forma para desplazarte hacia ellos puedes visitar nuestra página de Como llegar, donde encontrarás los principales accesos a las localidades de partida así como los principales medios de transportes habilitados para ello.

¿Quieres salir de tu casa? Conoce todas las vertientes del Camino.

Como dice la tradición medieval, la ruta jacobea se realizaba desde el domicilio particular, y en muchos casos una vez llegado a Santiago la vuelta a casa también se hacía caminando puesto que no se disponía de transporte ni público ni privado.

Si desea partir de su domicilio hacía Santiago, debe saber que existen diversas vertientes del Camino de Santiago que llegados a un punto se unen a los principales.

Camino de Madrid: arranca en la Capital de España y cruza la Sierra de Guadarrama, recorre la meseta septentrional por Segovia, Valladolid y León para unirse en Sahagún al Camino Francés.

Camino Aragonés: une la frontera entre España y Francia, Somport, con la localidad navarra de Puente de la Reina, lugar donde se une al Camino Francés.

Camino Primitivo: es el primer Camino conocido, lo tomó Alfonso II El Casto en el siglo IX para visitar la tumba del Apóstol. Parte en Oviedo hasta Melide, punto en el que enlaza con el Camino Francés.

Camino del Salvador: o también conocido como el Camino de San Salvador, enlaza León con Oviedo. Tradicionalmente los peregrinos se desviaban hasta Oviedo para visitar la Catedral de San Salvador. Una vez en Oviedo transcurrían por el camino Primitivo hasta volver a enlazar el Camino Francés en Melide.

Camino de la Lana: comienza en Alicante y transcurre por tierras manchegas hasta llegar a la Capital de Burgos dónde se une al camino Francés. Esta ruta muy poco conocida tiene sus orígenes probablemente en el Neolítico, debido a la importancia del territorio en el comercio de la lana.

Camino de Levante: tiene su inicio en Valencia y cruza hasta cinco comunidades antes de llegar a Galicia con el fin de unir los dos grandes mares de la península. Una vez en Zamora, se une al Camino de la Plata.

Camino Vasco del Interior: ha sido un eje Jacobeo fundamental en la época romana, puesto que era la entrada al centro de la Península desde Irún. El Camino comienza en Irún y en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja) se une al Camino Francés.

Camino de la Montaña: o también llamado Viejo Camino, comienza en Bilbao y en Villafranca se une al Camino Francés.

Camino de Le Puy: también conocido como La vía Podiensis, parte de Le Puy, en Velay y transcurre hasta el puerto de Roncesvalles, punto donde se une al Camino Francés.

Camino Portugués por la costa: se inicia en Oporto y se dirige a Padrón todo por la costa (entras en Galicia en ferry en A Guarda no en Tui como en el trazado del Camino Portugués tradicional y además pasas por Vigo y puedes divisar las Islas Cíes). En padrón se une al Camino Portugués para llegar a Santiago.

Camino de Invierno: es el camino por el que optan muchos peregrinos al entrar en Galicia en la época invernal para evitar cruzar las montañas nevadas de O Cebreiro. Comienza en Ponferrada y llega hasta Santiago pisando las cuatro provincias gallegas siguiendo el cauce natural que marca el Río Sil.

Ruta del Mar de Arosa el Río Ulla: esta ruta marítimo-fluvial conmemora la llegada a Galicia por mar, tal como lo hizo el cuerpo del Apóstol Santiago. Una vez en Pontecesures empiezas a caminar por el Camino Portugués hasta llegar a la capital gallega.

Camino de Baztanés: comienza en Bayona y termina en Pamplona enlazando con el Camino Francés, 109 km llenos de historias. Este camino fue muy utilizado en la Edad Media tanto por peregrinos como por Reyes o el ejército. De ahí el empeño de reconstrucción por parte de la Asociación de Amigos del Camino.

Otras vertientes son: Camino de Bayona, Camino del Ebro, Camino del Sureste, Camino Sanabrés , Camino de Cádiz, Camino Mozárabe, Camino Catalán por S. J. de la Peña, Camino Catalán por Zaragoza.

¿Desde qué punto parto?

Tal y como hemos mencionado en varias ocasiones, la peregrinación tradicional comenzaba en la residencia particular, recorriendo cada uno así  su propio Camino hacia Galicia. Pero en muchos casos veces la situación se complica, por ello en la actualidad hay lugares establecidos como inicio de ruta como Roncesvalles, el Puerto de Somport, Oviedo, el Puente de Santiago entre otros.

El primer factor a tener en cuenta para elegir el punto de partida es el tiempo disponible para realizar el Camino, cada uno puede decidir cuántos días caminar y en dónde empezar. Es conveniente consultar las etapas del camino elegido y escoger el punto de inicio según los días de los que dispongas.

Si decidimos realizar el Camino Francés:

Días necesariosPueblo de partida
5Sarria
6O Cebreiro
7Vega de Valcarce
8Villafranca del Bierzo
9Ponferrada
11Astorga
13León
20Burgos
25Logroño
28Puente de la Reina
29Pamplona
32Roncesvalles
33St. Jean de Pied de Port
¿Qué camino elijo?

El auténtico Camino de Santiago, y el más fiel a la esencia de las antiguas peregrinaciones, es aquel que comienza en la puerta de nuestro domicilio. Debido a las condiciones que presenta nuestra vida moderna es muy complicado llevarlo a cabo, por ello ya existen trazados e inicios de rutas establecidos.

La primera decisión antes de comenzar a caminar es elegir el recorrido, la variedad de rutas Jacobeas es amplia y todas ellas bien señalizadas. La conocida flecha amarilla te guiará por lugares de ensueño a lo largo de la península. Los principales Caminos de Santiago son los siguientes:

Para aquellas personas que realicen por primera vez el Camino de Santiago, el más recomendable es el Camino Francés ya que es el que más alojamiento tiene, el que mejor señalizado está, el que tiene una ruta más sencilla y el que mayor cantidad de monumentos, cultura e historia presenta. Por ello en este recorrido nos sentiremos más arropados y seguros, sin dejar de sentir la esencia Jacobea.

Una vez que se haya recorrido esta ruta está preparado para realizar cualquiera de los otros Caminos y podrá disfrutarlos con plenitud. Por ser principiante no es obligatorio hacer el Camino Francés de manera obligatoria, pero sin duda es la opción más acertada para conocer uno de los fenómenos sociales y turísticos más importante de la actualidad.

A la hora de elegir camino hay que tener en cuenta el nivel de presupuesto, por ejemplo, en el Camino Francés se puede realizar en Albergues públicos desde principio a fin, en cambio, en los demás caminos en muchos puntos tendrás que ir a albergues privados, hostales u hoteles.

También hay que valorar el medio en el que se quiere llegar a Santiago, cada camino es más idóneo para un medio diferente. Por ejemplo el camino Francés es ideal para realizarlo caminando, la Vía de la Plata en caballo y los Caminos de la Costa y Primitivo son mejores para los ciclistas.

¿No tienes tu respuesta? Aquí podemos ayudarte

Contacto

¿Tienes más dudas? Consulta con nosotros aquí

Contacto

Start typing and press Enter to search